En 30 años la tierra, se estima, tendrá 10.000 millones de habitantes, y el planeta no podrá abastecer a todos esta población ávida por consumir energía, agua y alimentos. La directora general del Instituto de Desarrollo Sostenible, la española Teresa Ribera dio una charla en nuestro país para mostrar un panorama sombrío pero a su vez informó que la clave está en producir los cambios ahora en materia energética y ambiental.

Estamos en una nueva etapa del complejo proceso de hacernos cargo del cambio climático. Lo que tenemos que hacer es lo que deberíamos hacer de todos modos. Y es una torpeza pensar que como no puedo o estimo que es difícil, tengo la opción de esperar que ocurra algo mágicamente”, afirmó la especialista en derecho ambiental.

La charla de Ribera se dio en la Sede de la Universidad de la Defensa Nacional, y trazó un completo panorama de lo que sucede en el mundo acerca del cambio climático y los años que vendrán con respecto a este problema que ya está entre nosotros y del que somos responsables.

Debemos asumir como imprescindible el cambio de modelo de desarrollo, que permita preservar el clima, esto supone formas limpias de obtener energías, el uso racional del agua potable, y hallar la manera de poder alimentar a tantas personas sin destruir el suelo y los bosques

Ahora bien ¿cómo llevar adelante este proceso? “Habrá que invertir en infraestructuras distintas. Esto va a suponer un motor de innovación importante, cambiar el modelo de negocios. La industria deberá ir acomodándose para producir sus bienes de una manera más respetuosa con el entorno. Lo que sería una torpeza grande, es continuar pensando aquello de que: como lo veo muy difícil de hacer, espero un poco más, esperando tener mientras tanto beneficios” Así es como estamos destruyendo el planeta.

Con 10.000 millones de habitantes, como se espera que tenga la Tierra en tres décadas, la alimentación y el agua serán, como se supone, los nuevos tesoros, Teresa Ribera afirmó que es probable que surgan nuevas tensiones entre los países por obtener estos recursos naturales. “El cambio climático puede tener efectos negativos, y podrá haber grandes tensiones por el acceso a los alimentos

El cambio entonces parte de todos y de cada uno, haciendo -y promoviendo- acciones diarias que favorezcan el cuidado de nuestro entorno.