En Baradero apuestan por un cambio de hábito en su población: que deje de usar bolsas de polietileno, que contaminan el medio ambiente. Para esto, desde marzo los supermercados, despensas y kioskos dejarán de entregarlas, el cambio será gradual y en junio la prohibición será total. A cambio el Municipio planea entregar 5000 bolsas de mandados reciclables.

El Concejo Deliberante de Baradero, población al norte de la provincia de Buenos Aires, aprobó la Ordenanza que propone la prohibición de entregar bolsas de plástico con un plazo hasta junio. En un principio, según difunde el medio local “La Auténtca Opinión”, los comerciantes se habían opuesto a esta medida. La medida necesita de la voluntad tanto de estos como la de los clientes, ya que se trata de un cambio de hábito al momento de hacer mandados. El consumidor espera que sea el comerciante quien le de una bolsa de plástico al finalizar la compra. Lo cierto es que estos artículos son altamente contaminantes para el medio ambiente.

Los comerciantes optaron -como suele suceder- por el beneficio propio: algunos ya anticipan que van a cobrar por bolsas ecológicas. Por esta razón la Dirección de Gestión Ambiental propuso comenzar con una campaña de concientización acerca del daño que el polietileno produce en el medio ambiente y de entregar en forma gratuita 5.000 bolsas reciclables, para que toda la comunidad pueda tener una bolsa para hacer mandados.

“Ahora estamos en la etapa de preparar la campaña, los afiches, la difusión y hablando con los distintos auspiciantes para inyectar cinco mil bolsas reciclables en la ciudad. La idea es que cada familia pueda acceder a una bolsa gratis, que no tengan que comprar una bolsa en el inicio de esta campaña”, explicó Ezequiel González, titular del área ambiental. Para apoyar el cambio de hábito, alumnos del Instituto 192 de la Carrera de Seguridad ofrecerán charlas de concientización en las escuelas de la localidad para que los niños puedan llevar estos conocimientos al hogar.