La basura de siete pueblos del Departamento cordobés de General Roca, pronto será transformada en bioenergía cuando la Cooperativa Eléctrica de Huinca Renancó esté habilitada. Esta planta, a la que sólo le faltan los últimos detalles podrá transformar la basura, a la que se le agregará un híbrido de sorgo que producirá un biogas que podrá convertirse en energía renovable y sustentable que alimentará toda el alumbrado públic de la ciudad de 10.000 habitantes.

Esta idea surgió de un proyecto de la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE), la Cooperativa Eléctrica de Huinca Renancó, junto a ingenieros del Grupo IFES, una empresa que fue incubada en la Facultad de Agronomía de la UBA y técnicos del INTA. Entre todos, se unieron para llevar adelante esta idea ejemplar de sustentabilidad que ha interesado hasta a los pueblos vecinos, quienes se quieren sumar a la iniciativa.

En diálogo con el medio especializado Foro Ambiental, Juan Manuel Rossi, Presidente de FECODE, comentó: “Es una idea muy interesante para una cooperativa como la nuestra, que tiene como objetivo agragarle valor a los granos. Además se puede replicar en otras localidades rurales con muy buenos resultados energéticos y ambientales

La planta, cuando comience a funcionar, podrá producir 120 Kw de electricidad por hora, procesando 7 toneladas de basura orgánica. Para que este valor se mantenga se necesitan además 200 hectáreas de sorgo. La Cooperativa estima que en poco tiempo podrían generar más energía, y de esta manera poder entrar en las subastas de Cammesa, para que energía renovable pueda entrar dentro del circuito de energía standard.

“Tenemos los recursos humanos, y la planta casi lista pero estamos esperando que se definan algunos puntos de la legislación para energías renovables para ponerla en marcha. Necesitamos tener la seguridad  de que vamos a poder vender la energía que se va a generar”, destaca Juan Ribotta, el Gerente de la Cooperativa Eléctrica de Huinca Renancó.