En el marco de su plan contra el trabajo informal, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social fiscalizó actividades forestales, de cosecha y de construcción en la provincia de Corrientes, en los que detectó altos índices de informalidad.

Por un lado, la cartera laboral encabezada por Carlos Tomada llevó a cabo inspecciones en las localidades de Loreto, Ituzaingo y Olivari, donde se fiscalizaron 9 establecimientos dedicados a la forestación, de los cuales el 67 por ciento presentaba irregularidades. Asimismo, de los 28 trabajadores relevados, el 79 por ciento no estaba registrado.

Los inspectores del Ministerio también llegaron a la localidad correntina de Bella Vista, donde visitaron establecimientos dedicados a la cosecha del arándano. Allí se fiscalizaron cinco establecimientos, con un número elocuente: el 100 por ciento se encontraba en condiciones irregulares: de los 18 trabajadores relevados, ninguno estaba registrado.

Por otro lado, en un operativo en conjunto con la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en la localidad de Paso de los Libres, se inspeccionaron 14 establecimientos dedicados a la construcción y se relevaron 26 trabajadores. Todos los establecimientos se encontraban en forma irregular y el 100 por ciento de los trabajadores estaba sin registrar.