Por Leandro Vesco / Fuente Diario Rio Negro

“Ojalá viniera un tren a las estaciones de nuestras localidades y se lleve la fruta a otras partes del país. La venderíamos a dos pesos y que la aprovechen los chicos de los comedores barriales”, propuso. Por último, Artero advirtió que “lo mismo pasará con la manzana Gala en un mes. La tendremos que tirar o regalar, no la querrán comprar tampoco y es una verdadera pena”.

“Serán 400 millones de kilos de pera que perderemos. Los empresarios no quieren comprarla por el tema costos, ni la buena ni la dañada con el último granizo. No quieren saber nada, no la podremos vender. ¿Entonces que hacemos? La tiramos o la regalamos”, señaló. Otros productores como él, tanto de la localidad de Fernández Oro, como de Allen, Cipolletti y Villa Regina anunciaron que este miércoles, como medida de prowwwa ante el conflicto frutícola en plena temporada, arrojarán a la ruta toneladas de pera “que no pueden comercializar”, aseguran. “Recibimos muchas críticas, por eso estamos viendo qué hacemos. Pondremos la pera para que los que pasen agarren lo que quieran”, admitió Edgar Artero, productor de Fernández Oro.

El mismo Artero declaró que “los empresarios no la quieren comprar ni la pera buena ni la dañada”. La medida se concretará en los accesos a esas localidades, aunque no descartaban ubicarse fuera de hospitales o municipios para que les sea accesible a los vecinos. Aseguran que ya tienen 40 camiones con fruta. La situación de la fruticultura es alarmante desde hace varios años, pero por estas horas parece estar atravesando una crisis terminal que pone en duda su futuro. Es por eso que ayer un grupo de 90 chacareros de diferentes ciudades del Alto Valle se reunió para analizar la situación y buscar alguna solución al tema. “Estamos desesperados”, aseguraron.

En Villa Regina, la convocatoria fue lanzada desde la Cámara de Comercio, Industria y Producción, con el apoyo de la Cámara de Productores Agrícolas. Concentrarán a la vera de la ruta nacional, a la altura del monumento a la manzana. No se anticipó si además, habrá movilización.

El presidente de la entidad comercial, Franco Susca, sostuvo que no sólo productores, empacadores y comerciantes deberían asistir a reclamar, sino que además invitó a participar a los trabajadores del sindicato de la fruta y de los rurales. En épocas en donde hay tanta necesidad, tanto el gobierno como productores y todos los actores de este problema deberían sentare para dialogar para evitar que miles de toneladas de fruta se pudra en las rutas, cuando podrían ser usadas en pequeñas poblaciones o comedores.