Una empresa de impresión con sede en Amsterdan (Holanda) creó una impresora con la capacidad de imprimir formas metálicas muy complejas que, fundiendo el metal, imprime gota a gota un diseño preconfigurado. Con esta tecnología “imprimirán” un puente peatonal sobre un canal de la ciudad holendesa.

La compañia 3DMX3D inventó la impresora Material 3D, que a su vez utiliza un robot llamado MX3D Resin que se encarga de imprimir en 3D los diseños que son cargados a la impresora. El robot  tiene brazos soldadores que van modelando el metal en forma rápida.

Con esta impresora se busca generar un cambio radical en la construcción de estructuras, ya que se ampliaría el horizontes en diseños que hoy están limitados por factores como el clima, altura o riesgo humano.

Los brazos robóticos, que son capaces de construir puentes y estructuras mucho más complejas supone el fin de la participación de obreros en trabajos de altura, evitando de esta forma someterlos a enormes riesgos que en algunos casos hacen peligrar la vida.

La impresora permite imprimir estructuras en acero sin limite de tamaño. El moderno dispositivo 3D caliente el metal a una temperatura de 1500 °C, e imprime el diseño gota a gota, soldando en forma instantánea. 

El puente que se hará en Holanda representará el primer diseño a gran escala que mostrará hasta qué punto esta tecnología puede revolucionar los conceptos de construcción y las ideas arquitectónicas.