En La Plata buscan erradicar definitivamente la tracción a sangre, la alternativa que plantean es el uso de bicicletas eléctricas que tratarán de reemplazar los carros con caballos. La propuesta se presentó en un certamen internacional de “ideas audaces” denominado “Mayors Challenge”, que convoca a distintas ciudades de América latina y el Caribe a proyectar propuestas para resolver un problema local.

Este año, el certamen internacional invitó a participar a más de 900 ciudades de América Latina y el Caribe, de las cuales se inscribieron 363 en representación de 22 países de la región. Las localidades seleccionadas avanzarán como finalistas y recibirán entrenamiento y apoyo de expertos y pares para fortalecer y ampliar su propuesta.

Los distritos ganadores, recibirán un premio económico para financiar el proyecto y unirse a una red global de innovación con miras a la inspiración y el apoyo continuo. Quien obtenga el primer puesto, conseguirá 5 millones de dólares, mientras que otras cuatro ciudades obtendrán 1 millón.

En ese contexto, La Plata participa de la selección con la idea de sustituir la modalidad de tracción a sangre en la recolección de residuos no habituales mediante la utilización de bicicletas eléctricas, con un carro especial adosado, resolviendo un problema y generando múltiples beneficios.

La propuesta impulsada por la Secretaría de Planamiento Urbano y Gestión Ambiental y la Dirección de Protección Animal de la Subsecretaria de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad “mejoraría notablemente la calidad de vida de los carreros, que en muchos casos traccionan personalmente los carros, y su condición de trabajo, dejando de ser ilegal e informal”, informaron fuentes de la Comuna. A esto se suma una mejora en la calidad de vida de los animales, que serían recuperados y dejarían de ser utilizados para tal fin; y el medio ambiente, introduciendo un vehículo que no genera emisión de dióxido de carbono.

En ese sentido, el Secretario de Planeamiento, Gabriel Rouillet explicó que el “ Sistema Eléctrico de Recolección Ecológica y Social” (SERES) apunta a “mejorar las condiciones de trabajo de los carreros y al mismo tiempo cumplir con la ordenanza que prohíbe circular con carros traccionados por caballos”. Aunque la idea fundamental es proteger a los caballos de tan humillante y esforzada actividad.

En La Plata la tracción a sangre es una modalidad que está prohibida por el decreto municipal Nº 7.280 del año 1969 y, sin embargo, se estima que circulan diariamente alrededor de 1500 carros traccionados por caballos y otros 500, tirados por personas. Cada uno transporta entre 300 y 500 kilos por día de residuos no habituales.

Según informaron en la Municipalidad, “de no entrar entre los cinco finalistas, de todas maneras el proyecto se llevará a cabo, buscando una alternativa para su financiamiento. Ya que la idea es entregarlas en forma gratuita para los carreros y que se concientice sobre la prohibición de la tracción a sangre”, informaron fuentes municipales.

En esta propuesta también intervendrá la Universidad Nacional de La Plata, para el diseño definitivo de la bicicleta y el carro que se utilizará para transportar los residuos.

Infografía de la Municipalidad de La Plata