Un servicio de transporte sustentable recorrerá La Plata. Su primera función será facilitar el traslado de los estudiantes y docentes desde las facultades hasta las paradas de colectivos y en ciertos casos por el interior de los predios universitarios. El prototitpo será cien por ciento ecológico. Se trata del Eco-Bus forjado en los talleres de la facultad de Ingeniería de la Universidad platense, que en un mes empezará a rodar por las calles internas del Bosque.

“Se están ajustando los detalles para que el primer transporte íntegramente ecológico de la Ciudad empiece a desandar la diagonal del Bosque desde el Observatorio hasta la nueva parada de micros que se levantó frente a Medicina, primera parada sobre avenida 60 de la Línea Universitaria de colectivos”, explicaron ayer las autoridades de la casa de altos estudios luego de realizar los wwweos iniciales al vehículo que funciona con baterías de litio.

El litio es una fuente de energía limpia que no requiere de combustibles fósiles contaminantes. “Esta semana llegaron desde China las dos primeras unidades para el Eco-Bus, las cuales se alimentan con baterías de plomo. De modo que en Ingeniería se modificarán diferentes aspectos de la mecánica para incorporarles las baterías de litio” fabricadas en la facultad, detallaron en la UNLP. “El plomo sí resulta perjudicial para el ambiente una vez que las baterías agotan su vida útil y deben ser descartadas”, resaltaron. Asimismo realzaron que las baterías de litio “duran cinco veces más que las de plomo y son reciclables”.

“Otra gran ventaja es que el litio es una fuente de energía mucho más barata que cualquier combustible”, afirmaron en la unidad académica que ya creó la motocicleta y el triciclo eléctricos impulsados con baterías de ese tipo.  Consultados sobre la autonomía del vehículo, los ingenieros señalaron que el Eco-Bus podría funcionar unas cinco horas sin recargar las baterías, aunque el rendimiento de las mismas “depende de distintas variables como la velocidad y el peso de la carga”, aclararon.

Vale destacar que para recargar las baterías sólo es necesario enchufarlas a un tomacorriente. Con capacidad para 13 pasajeros sentados -no pueden viajar pasajeros parados-, el primer vehículo transitará, a una velocidad no superior a los 10 kilómetros por hora, desde el Observatorio hasta calle 60 por la avenida Pereyra Iraola.

La segunda unidad se utilizará para trasladar a los estudiantes, docentes y no docentes de las facultades de Humanidades y Psicología dentro del predio del ex BIM 3, que tiene una superficie de nueve hectáreas. La idea de la Universidad es que esos recorridos constituyan el puntapié inicial de “un amplio sistema de transporte público interno que posibilite trasladar a los alumnos y docentes por las diferentes facultades y dependencias”.

El proyecto apunta a crecer e incluir otros recorridos, como uno “ya diagramado” que unirá la facultad de Informática -50 y 120- con la avenida 1. Para ello “se construirá un circuito de calles internas dentro de los predios de la Universidad, pues en ningún caso el Eco-Bus pisará la vía pública”, aclararon en la casa de estudios superiores.

Otro circuito previsto es el que une el parador del micro universitario de calle 60, frente a la facultad de Medicina, con las de Naturales, Medicina, Agronomía y Veterinaria, para luego llegar hasta Periodismo y los laboratorios del Inifta (instituto del Conicet-UNLP).