“El pico de agua va a llegar en 10 días, pero tenemos que ver qué puede llegar a pasar. Hay que considerar cómo va a estar en ese entonces la situación acá: los vientos, la altura del Río de la Plata y del río Uruguay, tenemos que ver si llueve o no, cómo está el río Gualeguay. Ahora el pico está llegando a Santa Fe y tiene una altura sostenida que va lleva 9 días”, le dice Diego Iturburu a El Federal, productor que lleva 30 años como ganadero en las islas entrerrianas de Ibicuy y que en estos momentos están evacuando sus ganado en tierras seguras. 

“Hay productores asustados y otros que no van a hacer nada. Yo ya trasladé la hacienda que tenía en las islas al continente de Ibicuy. Pero si la situación empeora, tengo pensado llevarla a un feedlot. Se trata de novillos de entre un año y medio y dos años, todos en engorde. Son novillos macizos, bien terminados, que en un sólo día pierden su forma. Se pueden perder una gran cantidad de cabezas”, advierte el hombre.
 
“Creo que en la isla no va a quedar nadie. En Corrientes, en Goya y en Resistencia están sacando todo el ganado de las zonas de islas. Pero faltan embarcaciones y no hay personal para el arreo y la carga de los camiones”, cuenta Diego. A esta situación se suma otra variable: es muy difícil conseguir campos para llevar esa hacienda, porque no hay zonas altas. “El productor las manda a un feedlot o la vende. En cualquiera de los casos, el productor pierde”, dice el ganadero.

Esta crecida sentará un precedente, como las anteriores. “Se la puede considerar la más alta de los últimos 15 años. La última crecida grande había sido en 1992 y la anterior data de 1987”, recuerda Diego. Dice que hay un pronóstico de lluvias para la región, pero que no serán precipitaciones importantes. El problema está más arriba: en Brasil se pronostican lluvias hasta el 10 de julio. “Creo que el agua va a pasar sin hacer mayor daño. Pero tenemos que esperar”, advierte.

Todas las tareas de remoción del ganado están siendo hechas a costo de los productores. Las islas de Ibicuy tienen productores ganaderos chicos y hay otros que tienen entre 5000 y 8000 novillos, en una zona que saca novillos gordos entre marzo y mayo. “En Entre Ríos hay 600 mil cabezas de ganado en las islas”, calcula Iturburu, que sabe que la tarea es dura y está sujeta a los vaivenes de la crecida.