Anne Hidalgo, la Alcaldesa de Paris quiere que en el 2020 su ciudad cambie, sea diferente y fundamentalmente, tenga más vida. Nada mejor para lograr esto que tener huertas y jardines en todas partes de la ciudad. A partir de hoy, todo parisino tendrá derecho de tener un espacio verde para plantar sus propios alimentos. La ley prevé que se creen 100 hectáreas de huertas urbanas en la capital de Francia.

La ley llama a plantar y promueve la realización de huertas en cualquier ubicación de la cuidad, veredas, balcones, muros o terrazas. Siempre que se cumpla con los requisitos que se exigen en la norma, que son pocos: no usar herbicidas de ningún tipo y comprometerse a mantener la huerta. Los permisos se darán por tres años, con posibilidad a renovación.

Para el 2020 Paris, si sus vecinos se suman a la propuesta, tendrá otra cara. Yo no será sólo la ciudad del amor y la melancolía, sino que en cada cuadra y en cada lugar habrá una huerta urbana con vegetales, flores y frutas. La naturaleza y un cuidado sostenible de ella le darán color y vida. Además, la ley plantea que se produzca un cambio de hábito alimenticio de los parisinos al promover que cada familia se alimenta con productos orgánicos.

El Ayuntamiento otorgará a cada parisino el permiso para tener su propia huerta urbana, y con él le será entregado un “kit de siembra” con semillas y tierra con compost. La idea también pretende crear “nuevos vínculos sociales” basados en el cuidado del medio ambiente y las prácticas ecológicas.