Toda persona que maltrate un animal en Posadas desde ahora será denunciada ante la Justicia y además se dará a conocer su nombre públicamente en un sitio web porque, el jueves último, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza de cuidado responsable de mascotas a través de cual también se estipuló que habrá multas que irán desde los 4.200 pesos hasta los 12.600.

La concejal Laura Duarte explicó que la publicación de la lista de infractores cumple con un anhelo de las asociaciones protectoras de animales y el objetivo que persigue es concientizar sobre el cuidado del animal. A su vez, la edil anticipó que se creará una web dentro de la página municipal. Una vez comprobado el maltrato y con la denuncia se haría público el nombre de la persona que cometa el delito.

Toda persona que sea sancionada por esta norma se le prohibirá la tenencia y cuidado de animales. En referencia a las infracciones, se calificarán como leve, grave o muy grave:

Leves: En los casos de abandono, mala alimentación, descuido o falta de atención médica. En estos casos se intimará al propietario a que adopte las medidas de cuidado correspondiente y que se abstenga de continuar con el accionar de maltrato debiendo realizarse un seguimiento de control hasta tanto se constate el cuidado responsable de los animales. En caso de reincidencia, la falta se considerará grave.

Graves:  En el caso de maltratos reiterativos constatados mediante denuncias, y posteriores visitas del personal del IMUSA (Instituto Municipal de Sanidad Animal), la multa oscilará entre las 300 y 600 Unidades Fiscales, según lo establezca El Tribunal de Faltas; en caso de acreditar insolvencia económica, la sanción será con la obligatoriedad de trabajo en servicio comunitario. Los infractores serán incluidos en el Registro único de infractores creado por la presente norma.

Muy Graves: “En el caso de utilización de cualquier animal para competición, peleas, rituales o actividades similares, la multa oscilará entre las 600 y 900 Unidades Fiscales.

A su vez, en el caso de provocar la muerte directa o indirecta de cualquier animal “la multa oscilará entre las 700 y las 900 Unidades Fiscales. Se exceptúan de este inciso los supuestos en que la necesidad de causar la muerte del animal se deba a razones médico veterinarias certificadas por un profesional veterinario habilitado”.

El trabajo se realizó mediante la presentación de dos proyectos de la concejal Laura Duarte y Pablo Velázquez, pero fue trabajado de manera conjunta con sus pares, Fabián Florentín y Ariel Pianesi, con la colaboración de Vanesa Florentín de El Refugio de Animales, Vanessa Darám de Autoconvocados por la Vida y representantes de Adoptame Misiones junto a otros colaboradores. La medida es ejemplar y sienta una importante jurisprudencia que debería ser imitada en todo el país.