La mezquindad política y el egoísmo fueron las causas por las cuales Villa Gasell se queda sin su Parque Nacional Faro Querandí, un proyecto que había despertado el interés del pueblo y de la región ya que sería una atracción turística inigualable además de convertir a una gran área natural en un Parque Nacional protegiendo su flora y su fauna. Concejales de Cambiemos, el Bloque UNA más un voto del PJ-FPV rechazon la propuesta oficial de ceder las tierras al estado para crear el ansiado Parque.

La poca criteriosa e inentendible causa que esgrimieron los concejales de la oposición fue que Gesell iba a “perder” tierras al cederlas al estado para crear el Parque Nacional Faro Querandí. Este gesto se fundó en un sentido de injusticable egoísmo de parte de los ediles al entender que Villa Gesell puede cuidar solo la Reserva Faro Querandí, sin la ayuda del Estado Nacional, cuando en realidad al incluir una reserva dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas es lo máximo a lo que puede aspirar un lugar con destino a la conservación natural. 

Con un discurso basado en la historia geselina, los legisladores de la oposición entendieron que Gesell iba a perder tierras si el Parque Nacional se hacía. Pero en este sentido, perder el dominio de las tierras destinadas al Parque Nacional de ninguna manera significa perder la soberanía sobre ellas. Además debe primar por sobre todo concepto el cuidado del medio ambiente y no la mezquindad de creer que una tierra se pierde o se gana. O pero, que un Municipio es dueño de la tierra.

De esta manera, se procedió a la votación donde el bloque oficial más el concejal Hernán Luna, decidieron levantarse de su banca, quedando en manos de la mayoría la votación que rechazó el proyecto de transformar nuestra reserva Faro Querandí, en nuestro Parque Nacional Faro Querandí.

El Secretario de Turismo de Gesell Emiliano Felice, quien estuvo en el recinto durante las cuatro horas que duró el debate, y quien era uno de lo más entusiastas defensores de crear el Parque Nacional, declaró: “Más allá del paso del dominio de las tierras para obtener ese beneficio de parque nacional y obtener ese sello de distinción, el cambio en el plan de manejo de la actual reserva municipal no quita que existe una ordenanza local que regule el uso de esas tierras, de alguna manera el Parque estará ordenado de manera conjuntay se pueden realizar muchos acuerdos entre municipio y Nación, por ejemplo, que los oriundos de Gesell puedan visitar gratuitamente el predio

Para finalalizar destacó la importancia que tendría el Parque Nacional para Gesell para la región: “Es un gran incentivo para el turismo, esto dinamiza a las economías regionales y me animaría a decir que beneficia hasta Mar del Plata, un parque nacional a 80 kilómetros, como escapada de fin de semana o excursión de día, es inigualable. Acá vivimos exclusivamente del turismo, que mejor que trabajar todo el año y romper con la estacionalidad con un proyecto así. Tenemos un rango de fechas en el año en el que no tenemos fines de semana largo. Así vamos para atrás, en vez de tener todo abierto, con un gran atractivo como un Parque Nacional. Sentimos la responsabilidad de generar algo para que la gente quiera venir

De esta forma, un proyecto que había entusiasmado a todo un pueblo, terminó apagado por la falta de visión de la dirigencia política.