El mal manejo de los residuos sólidos, más la construcción de barrios privados están contaminando Villa La Angostura, una tierra que reúne una biodiversidad única en el mundo está siendo arrasada por la presencia del hombre. Un auditor encontró grandes niveles de contaminación en un arroyo que desemboca al lago Nahuel Huapí.

La planta de tratamiento de residuos sólidos está colapsada y es un foco de contaminación”, afirma al diario Río Negro, Gerardo Minnaard, auditor municipal que tomó muestras del arroyo Calfuco en el tramo antes de que entre en la planta y después de pasar por ella. El resultado bactereológico es abrumador, y confirma las sospechas que muchos tenían en Villa La Angostura. La planta de tratamiento es un factor contaminante que provoca degradación ambiental en los cursos de agua que desembocan en el Nahuel Huapí.

Según difunde el medio rionegrino, el agua antes de entrar a la planta tiene niveles bajos de bacterias coliformes, una vez que pasa por la mencionada planta los valores alcanzan niveles muy altos, alrededor de 1.100 nmp/100 mil, el agua potable sólo debe tener 3 Nmp/100 mil; por lo tanto el curso del agua del arroyo Calfuco está completamente contaminado y pone en riesgo la salud de las personas que estén cerca de ese agua. El agravante es que el arroyo desemboca en el Nahuel Huapí, y que de él dependen especies animales para subsistir. 

El auditor entiende que el problema es la lixiviación de liquidos que luego de pasar por un elemento sólido arrastran las bacterias que encuentra a su paso, esto se agravó cuando en el año 2016 se produjo un incendio en una montaña cercana a la planta.

“Después del incendio quedaron bolsones donde se acumula el agua caída, disuelve lo que la gran temperatura del incendio modificó y disolvió. El agua lava todo eso y la va filtrando, es un proceso permanente desde hace dos años que agravó la situación”, afirma Gerardo Minnaard. El responsable del área ambiental del municipio, Daniel Meier entiende que no puede emitir un dictamen sobre los resultados bactereológicos del agua porque la Dirección de Medio Ambiente no tiene un informe definitivo sobre el tema.

Aún no se han hecho estudios de presencia de metales en el agua, pero ya se encuentran en camino. Aunque con los resultados que Minnaard obutvo, un veterinario de La Angostura comenzó a hacer un estudio sobre la población de aves que viven cerca del arroyo contaminado y halló varios ejemplares afectados por la contaminación del agua. En la zona cercana a la planta hay barrios cerrados. Muchos de ellos están allí luego de desmontar bosque nativo, Villa La Angostura desde hace algunos años viene sufriendo las consecuencias del negocio inmobiliario desmedido que provoca desarreglos ambientales.

Las empresas constructoras que llegan a la Villa invitan a vivir en ella, pero no tiene infraestructura sanitaria para absorber tantos nuevos habitantes. Se invierte en barrios cerrados, pero no se piensa que cada nuevo emprendimiento inmobiliario ocasiona un desequilibrio en este ecosistema, que durante mucho años se mantuvo inalterable.