El gobierno nacional no tiene una buena relación con la administración de Mario Das Neves, el gobernador de Chubut se ha convertido en un obstáculo para hacer realidad el plan energético del Presidente Macri, quien pretende instalar una planta de extracción de Uranio y una central nuclear en la provincia. Ni lo uno ni otro quiere Das Neves. “Chubut está bajo nieve como nunca, pero el problema para muchos son las centrales nucleares”, lo chicaneó el Subsecretario de Energía Nuclear de la Nación.

El rechazo a la energía nuclear no es sólo del ejecutivo provincial. La ciudadanía se ha expresado en marchas y en las redes sociales, anticipando su opinión: no quieren en el suelo provincial empresas contaminantes. Chubut es una marca mundial que se emparenta con lo sustentable y con el paisaje natural. La presencia de una central atómica no es compatible con esto. El gobierno nacional ya adelantó que Río Negro fue elegida para la futura construcción de la quinta planta nuclear, se hará frente al mar argentino. Marío Das Neves, en la última Cumbre Ambiental fustigó la presencia de esta plana en Sierra Grande (lugar elegido) por considerar que está muy cerca de la Península Valdes, un sitio protegido por la Unesco.

Julián Gadano, Subsecretario de Energía Nuclear de la Nación, desde su cuenta de Facebook escribió un mensaje que tiene el sello de tener el guión del Presidente. “Chubut está bajo la nieve como nunca en 50 años. Acá hace casi 20 grados en julio y en Paris 22. Pero el problema para muchos (incluso para el Gobernador de Chubut) parecen ser las centrales nucleares, que no solo NO generan ningún problema con el calentamiento global sino que ayuda a mitigarlo. Es un problema cuando las elites confunden a la ciudadanía con discursos fáciles, binarios, tentadores y convocantes…pero falsos. Es como cuando se le dice a la gente que para luchar contra Al Qaeda hay que invadir Irak. O para mejorar la situación de la clase trabajadora británica hay que irse de Europa. O cuando el obrero de Detroit se convence de que su problema son los mexicanos que cruzan la frontera en Arizona”, se despachó el funcionario, minimizando la cruda realidad que atraviesa la provincia con respecto al clima, con Comodoro Rivadavía destruida por el temporal de lluvia y los pueblos de la cordillera bajo una gruesa capa de nieve.

El rechazo a la presencia de una futura central nuclear en Chubut también es el rechazo a la presencia de la megaminería. En ese sentido la región tiene una pésima experiencia, en Sierra Grande, donde una empresa minera china explota una mina, sólo dejó en el pueblo desocupación y contaminación, el propio gobierno de Río Negro debe ayudarle a pagar los sueldos de sus empleados y a subsidiarle el consumo de electricidad.