El caso del dogo “Goku” movilizó a los medios locales. El perro fue encontrado en estado deplorable, desnutrido y con graves heridas, la mayoría de ellas en la cabeza, repleta de gusanos y moscas. El animal, que fue abandonado moribundo en una plaza de la localidad jujeña de Palpalá, fue rescatado por una protectora de la zona y recibió atención veterinaria, pero luego de seis días, con distintas intervenciones, no resistió y murió.

En el reclamo realizado en la plaza central de San Salvador de Jujuy, indicaron que existe una ley contravencional que no se está haciendo cumplir. El grupo fue recibido en la Legislatura provincial.

“Hay una problemática muy grave. Hasta 10 personas por día nos escriben o se acercan, nos cuentan casos y nos consultan dónde realizar denuncias”, señaló Sofía Jacobs de la Asociación Narices Frías, a los medios locales y agregó: “También necesitamos que se cumpla con la ley nacional 14346, que se capacite a los policías para que la aprendan, reciban las denuncias y no se les rían a las personas cuando quieren denunciar”.

Asimiso se reclamó la intervención del Estado en el control de la fauna urbana que hay en la calle y otras medidas para potenciar la tenencia responsable de mascotas, entre ellas las castraciones gratuitas.