La ballena que quedó varada el pasado fin de semana en la costa de Punta Mogotes no pudo ser regresada al mar y falleció a pesar de los esfuerzos del grupo de socorristas que intentaron hacer todo lo posible para salvarla. Los restos del cetáceo fueron trasladados a una zona boscosa del Monte Terrabusi de la localidad balnearia para ser enterrados.

Según informaron desde Prefectura Naval, los restos del cetáceo, el ejemplar de ballena jorobada de seis toneladas de peso y ocho metros de largo fueron trasladados el Monte Terrabusi por personal de Defensa Civil y profesionales de Fauna Argentina y Aquarium de Mar del Plata.

“Quedará sepultado en inmediaciones del predio de residuos hasta que termine su proceso de descomposición, para luego ser enviado a su análisis para el tratamiento de los restos óseos”, comunicaron.

La ballena fue llevada a un predio privado, cerca del sitio donde se depositan los residuos de Mar del Plata, allí será enterrada en una cava especial. Transcurrido un tiempo, sus restos óseos -que serán preservados- van a ser analizados. El sitio elegido para enterrar al enorme animal se decidió luego de que se analizara de que no causaría ningún riesgo para el medio ambiente.