Por Leandro Vesco / Fuente: APFD Digital

“La Cámara de Senadores convirtió en ley el proyecto de mi autoría que declara a la provincia de Entre Ríos como Capital Nacional de los Circuitos Termales”, escribió Gaillard en su cuenta de Facebook, el miércoles pasada la medianoche. Era notable su alegría.

Señaló que la ley “tiene como objetivo destacar la actividad turística termal que caracteriza a la provincia como principal productora termal del país y, de este modo, a sus tres importantes circuitos termales: el Circuito Termal Costa del Paraná, el Circuito Termal del Centro y el Circuito Termal Costa del Uruguay”.

La iniciativa obtuvo media sanción en la Cámara baja el 12 de noviembre de 2014. En ese momento Gaillard sostuvo que las termas posicionaron a Entre Ríos a nivel nacional. “Por eso es necesario una ley que reconozca y consolide a este sector, clave dentro de las políticas de impulso al turismo que se fomentan en Entre Ríos”. El último complejo que se ha inaugurado es el que está en Victoria, paraíso de la pesca en el litoral. 

El Complejo Termal y Parque Acuático “Victoria del Agua”, ubicado a las afueras de esta pintoresca ciudad, posee un amplio complejo de más de 40 hectáreas de piscinas con aguas termales y de agua dulce. Dentro del complejo hay servicios gastronómicos para saborear todo tipo de menúes en el marco de un paisaje colmado de verdes. Victoria es uno de los destinos que más visitan los rosarinos y porteños, el puente que une la primera ciudad con la localidad entrerriana, achica las distancias, en tanto que es un opción inmejorable para disfrutar del pasiaje del Río Paraná.

A pesar de que las termas mueve una importante industria turística, existe quienes critican esta metodología de atraer visitantes. La asamblea “Más Ríos Menos Termas” repudió la sanción del proyecto de ley que declara a Entre Ríos como capital nacional de los circuitos termales. La vocera de la asamblea, Jésica Musuruana, adelantó que harán público su repudio a la ley. 

“Aunque esté esta ley, la asamblea sigue sosteniendo que el 24 de noviembre es el Día Antitermal en la provincia”, remarcó Musuruana en declaraciones a la prensa. “Aunque se sigan promoviendo los circuitos termales, la Unidad Fiscal en Materia Ambiental (Ufima) de la Nación está investigando los proyectos termales en la provincia y catalogó al efluente termal bajo la ley de residuos peligrosos, debido a los componentes minerales que contienen, que tienen impacto negativo en el ambiente”, comentó. Luego reiteró la opinión de la asamblea: “El turismo termal en Entre Ríos es un turismo contaminante”