A partir del 1 de enero de 2018 los sistemas manuales de libros contables, las hojas móviles y microfichas de la administración pública entrerriana serán reemplazadas por un formato digital y la información se enviará como archivo electrónico firmado también digitalmente.

La medida forma parte del programa de despapelización que impulsa la Secretaría de Modernización entrerriana en los organismos públicos de la provincia, que actualmente mueven unos dos millones de expedientes, según datos oficiales.

El objetivo es buscar “mayor transparencia, disminución de costos y cuidado ambiental”, informó el gobierno provincial.

La titular de Modernización del Estado y Participación Ciudadana, Lucrecia Escandón, remarcó que “sólo en el sistema de gestión de Trámites se genera un promedio de 7.000 expedientes por mes, que equivalen a 175.000 hojas, 350 resmas o 1 tonelada de papel“.

La administración pública posee a la fecha 1.970.000 expedientes, lo que equivale a un total de casi cincuenta millones de hojas“, detalló. Esas cifras, aclaró, no incluyen “expedientes internos, notas simples, de compras, pedidos de licencia, informes diarios, resoluciones, comunicaciones o fotocopias”.

La “despapelización y modernización de los servicios, dijo, permite “optimizar espacios físicos, dinamizar los procedimientos administrativos, contribuir con el cuidado del medioambiente y un entorno de trabajo saludable en oficinas públicas locales”.

El subsecretario del área, Alfredo Romero, apuntó que la iniciativa contempla la donación de mobiliario fabricado con materiales reciclados, por la Fundación Quanta El Bien Hacer, a instituciones propuestas por los organismos que participan del programa.