Se trata de la piel de un ejemplar de puma adulto (concolor cabrelae), incautada el pasado 30 de julio por personal de la comisaría 1era. de la Sección Islas, en el allanamiento a una vivienda situada en Arroyo Careaga, Departamento de Victoria.

Según detalló el oficial principal Ricardo Galeano, la piel tiene “una longitud de 216 cm de hocico a final de cola y un ancho de 1,53 cm de pata a pata, con colmillos superiores de 3 cm de largo e inferiores de 2,5 cm”.

La donación fue ordenada por el fiscal Fernando René Martínez, de la ciudad de Victoria. Ahora formará parte del museo que, según indica su pagina oficial, puede definirse principalmente como “de usos y costumbres” y cuenta con una variedad de salas temáticas en las que se pueden observar desde objetos de uso cotidiano, hasta piezas de carácter paleontológico.

“La piel del puma y su cráneo fueron secuestrados en el marco de infracción a la Ley Nacional de Protección a la Fauna. En esa ocasión se incautó además una escopeta calibre 16 y cartuchos, con los que el hombre habría matado al animal”, añadió.

El morador de la vivienda quedó investigado en la causa por supuesta transgresión a la ley Nacional Nº 22.421 de Conservación de la Fauna, y la ley Provincial de Caza N° 4841, Decretos y resoluciones vigentes, de conservación de la fauna silvestre.