Se trata de mochilas que brindan elementos para la atención rápida de ejemplares de esta especie amenazada por el uso de cebos tóxicos en nuestro país.

Los cinco cóndores habían sido hallados con signos de envenenamiento, una consecuencia del uso ilegal de cebos tóxicos en prácticas agropecuarias. La ingesta de carne contaminada habría intoxicado a las aves, según las especulaciones de los profesionales que participaron del rescate que se realizó en medio de las restricciones de circulación impuestas por la pandemia de coronavirus.

La cartera de Ambiente nacional participó en las tareas de asistencia y atención de las aves y tomó muestras de laboratorio para su evaluación.

Posiblemente los cóndores comieron la carne de un puma que murió envenenado por habitantes de la zona, quienes irresponsablemente utilizan agrotóxicos como el carbofurán para crear cebos y lograr evitar que el felino cace a sus animales. Recordemos que el cóndor es un ave carroñera, es decir, se alimenta de animales muertos.

condor andino

Las mochilas de asistencia repartidas, que ya se repartieron en otras provincias, fueron suministradas gracias a un convenio con Aerolíneas Argentinas, para su transporte, y constan de elementos de seguridad y atención rápida para los animales, gps, extracción de muestras y elementos descartables como guantes y barbijos.

La cartera de Ambiente informó que promueve esfuerzos en conjunto con el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) para generar medidas contra el uso ilegal de cebos tóxicos en Argentina y el aporte de herramientas para la conservación del cóndor. Mediante la Estrategia Nacional contra el Uso de Cebos Tóxicos, las autoridades ambientales y otros actores comprometidos con la problemática en las catorce provincias con distribución de esta especie llevan adelante acciones para su preservación. Esta labor se orienta a mejorar la detección y el tratamiento de los casos de envenenamiento, minimizando el riesgo para el personal que interviene en los procedimientos.

La Estrategia Nacional contra el Uso de Cebos Tóxicos fue declarada de interés federal ambiental por el COFEMA, mediante resolución 390/2019.