Por Leandro Vesco

“La situación de Pila es grave, no deja de entrar agua por el Salado. Su desborde es constante y crece” Con estas palabras el Intendente de Pila, Gustavo Walker comenta la dura realidad de uno de los municipios más afectados por la crecido del Río Salado.

Pila es un Partido de menos de cuatro mil habitantes, pero con una superficie apta para la producción ganadera, aunque ubicada en una situación geográfica que hoy la desfavorece, en bajante sus terrenos son el cauce natural de las aguas que buscan salir hacia el Río de la Plata y al mar.

El agua está en las narices de la ciudad Cabecera “El agua está a 3000 metros de la Ciudad de Pila, y vemos que va corriendo” El intendente explica que lo mejor que pueda pasar es que el agua circule y busque su salida natural, a pesar de que este recorrido sea perjudicial para todo el Partido que hoy “se halla en un 80% bajo agua”

Gustavo Walker es una persona querida en su tierra, fue Jefe de Bomberos Voluntarios por varios años y atiende en la municipalidad y en su casa. Acaso por haber tenido entrenamiento para enfrentar situaciones de emergencia, su visión de la inundación es completa y totalmente sincera. “Acá el tema es que el agua de los canales nos está matando” Otros de los inconvenientes que trae consigo el estar recibiendo tanta agua sea la incomunicación. “No podemos ir a Lezama, no podemos ir a General Belgrano, la Ruta 29 está cortada. La única vía que tenemos es agarrar el camino a Castelli y allí tomar la autovía 2. Pero hay muchos parajes aislados que no tienen  salida”

Pila tiene apenas dos pueblos en el Partido, Real Audiencia y Casalins, que se hallan en la margen occidental del Municipio, a pesar de que el agua afectó a las pequeñas localidades, el Jefe Comunal expresó que la primera está relativamente bien y en la segunda el agua está bajando de a poco. “Tenemos mucha superficie con agua, pero algunas lomas se salvaron y allá están pastando el ganado” Walker dice que “es muy emotivo ver cómo todas las instituciones y los vecinos se han unido para ayudar a los evacuados, todos nos estamos dando una mano. A pesar de esto hemos recibido algo de ayuda nacional y provincial”

¿Cuáles son las perspectivas? “Que no llueva y que no siga entrando agua al Salado. Si esto es así calculamos que en veinte días tendríamos que tener la tierra sin agua. He sobrevolado el Partido y en algunas zonas en donde el agua se ha ido está verdeando la tierra” En estas situaciones el escenario se configura por día. “Hoy por lo menos tenemos sol y podremos trabajar” Pila mientras tanto sigue soportando el asedio de un oceano de mar dulce que obliga a sus habitantes a estar alertas y al ganando a buscar las pocas lomas para seguir alimetándose.