Del 10 de septiembre hasta el 1 de noviembre, el Museo Nacional de Arte Decorativo (Av. Libertador 1902) presenta “Esencia del Paisaje”, una exhibición de grandes objetos de plata de diseño contemporáneo realizados por Emiliano Céliz, artista especializado en trabajar la plata en su estado más puro para concebir los objetos más exquisitos.

Emiliano Céliz se define como un “platero”. Oriundo de Córdoba y establecido en San Martín de los Andes desde principios de siglo, Céliz es un artista que desarrolló una técnica de manera profesional conocida internacionalmente como “raising hammer”, es decir, la concepción de una pieza de metal a partir de un lingote –en el caso de Céliz, lingotes de plata- trabajado con martillos, cinceles y otras herramientas, con delicada paciencia y sobresaliente destreza. Para forjar sus obras, Céliz usa más de 50 martillos y varias bigornias especiales, una buena cantidad de “fierros” devenidos en tases y yunques de usos muy específicos; la mayoría de las herramientas las fabrica en el mismo taller.

Quienes asistan podrán apreciar la obra más reciente de Céliz: piezas de plata de gran formato (principalmente, jarrones) con siluetas elegantes y relieves magistrales.

La muestra está curada por el Arq. Alberto Bellucci y el Lic. Hugo Pontoriero, Director y Jefe de Museología y Museografía, respectivamente.
En “Esencia del Paisaje”, el artista introduce en cada pieza el entorno donde vive. Sobre un soporte de plata delicadamente trabajado, el paisaje es protagonista. Como cada objeto se realiza a partir de un solo lingote de plata, nada distrae al espectador, que admira la pericia -el arte- del artista en cada una de sus creaciones.

“Se trata de piezas de “platería civil”, objetos que forman parte de la vida cotidiana, realizados con la técnica de “raising hammer” a partir de un solo bloque de plata”, explica Céliz. “Este procedimiento da a cada objeto un carácter único, una forma original e irrepetible, curvas que invitan a meterse en la historia de cada uno”.