A pesar de que existían evidencias de que los osos pardos rondaban ese sitio natural, hasta ahora no se había observado ningún ejemplar. Ahora, gracias a las “cámaras trampa” instaladas en la zona para la película Montaña ou Morte, se logró capturar imágenes en video de un macho de oso pardo de entre tres y cinco años.

Se cree que el ejemplar puede proceder de la Serra do Courel, en Lugo, donde se están realizando trabajos de conservación. La recuperación de la especie se realiza en toda la cordillera cantábrica

El oso pardo es una especie protegida en España desde 1973 y en Galicia ha mantenido una presencia histórica. El año pasado, los técnicos de la Fundación Oso Pardo encontraron en el Parque Natural dos Montes do Invernadeiro una muestra de un excremento de oso y también hallaron rastros de ataques a colmenas, según informó Fernando Ballesteros, miembro de la fundación y coordinador del proyecto LIFE Oso Courel. Asimismo, no avistaron ningún individuo.

Las cámaras captaron al oso en diversas localizaciones del parque natural, y puede verse en el siguiente video: