El primer vehículo eléctrico urbano del país y el primero en Sudamérica, ‘Sero Electric’, se encuentra aún a la espera de la aprobación de la normativa que habilite su circulación en todo el país.

Si bien en Europa ya existe una legislación que permite circular con este tipo de unidades, en Argentina todavía no se aprobó la legislación necesaria para la circulación urbana (aunque no por autopista ni por ruta).

Esta espera es un obstáculo que todavía impide que el sector automotor de vehículos alimentados por energía eléctrica cobre impulso en nuestro país.

Una de las características importantes de este tipo de vehículo es su condición ecológica, ya que por ejemplo Sero Electric posee una iluminación compuesta en su totalidad por luces LED para optimizar el consumo de energía, y además este vehículo no necesita mantenimiento y su recarga es muy simple, ya que puede hacerse desde cualquier toma corriente.

Para que el impulso sea completo, los fabricantes vienen reclamando la instalación de puestos de carga, principalmente, en estaciones de servicio.

Hasta el momento, el municipio de Godoy Cruz, provincia de Mendoza, adquirió estos vehículos que tienen una autonomía de 65 kilómetros, por lo cual se implementó una reglamentación dentro del municipio. Morón es otro de los distritos que utiliza este auto para patrullaje de tránsito. Aún así, lo que se espera es la reglamentación para que el vehículo pueda circular en todo el país.