Desde el año 2003 la minería está prohibida en Chubut por Ley, pero el lobby político y minero pretenden darle de baja para que empresas extractivistas exploten los yacimientos de uranio, oro y plata que existen en la meseta central. Ante el avance del gobierno nacional para acelerar la llegada de empresas mineras el Intendente de Esquel afirmó que los vecinos ya se manifestaron en aquel año y la postura sigue siendo la misma: el no a la presencia minera en la provincia.

Los rumores dan cuenta de que el gobierno nacional estaría impulsando la idea de hacer una consulta popular para que la ciudadanía vuelva a decidir lo que ya expresó en el año 2003. En este sentido, Esquel está a la cabeza del rechazo a la minería, allí el 23 de marzo de 2003, el 81% de la población se manifestó en contra del extractivismo. “Como mandatario de esta ciudad, tengo la obligación de llevar adelante la voluntad de los vecinos que se plasmó de forma indiscutible hace varios años, y creo que se mantiene”.

Es impensable que el Esquel pueda ser parte del desarrollo minero en Chubut. No quiero opinar de otros sectores de la provincia, es un tema que deben resolver el gobierno y los jefes comunales”, afirmó al diario La Jornada el mandatario municipal, aunque aseguró que sí tomará pocisión si por el accionar de algún emprendimiento minero se ve afectado el cauce de algún río dentro de su municipio.

Según el portal leymineriachubut.com existen en la provincia 136 proyectos mineros y más de 45.000 hectáreas de tierras concesionadas a la espera de que la minería sea permitida. Desde el gobierno nacional y fundamentalmente impulsada por el propio presidente Macri y el Ministro de Minería y Energía, Juan José Aranguren, se instaló la idea de que la provincia tenga una consulta popular para determinar si la minería puede o no trabajar en la provincia. El Intendente de Esquel fue determinante al afirmar que los vecinos de esta localidad ya debatieron y votaron esto y que en el caso de que una eventual encuesta permitiera la presencia de la minería, se debería respetar la decisión popular de Esquel.

El 23 de marzo de 2003 los vecinos de Esquel le dijeron No a la minería en una consulta popular histórica que fue la base para que en la provincia se promulgara la Ley 5001 que prohíbe la actividad minera en todo Chubut. La defensa popular a la vida determinó el nacimiento de varias Asambleas en donde confluyeron también pueblos originarios que defienden hasta hoy la vida por sobre la muerte y la contaminación.