Los organizadores de esta iniciativa aprovecharon las inclemencias del tiempo, con nevadas de varios días consecutivos y frío intenso, para acondicionar como pistas de esquí de fondo a dos sitios emblemáticos del centro de la capital fueguina.

Uno de ellos es una pista de atletismo, llamada “Oscar Oyarzún”, habitualmente usada para el entrenamiento de grupos deportivos, y el otro es el denominado “Paseo de las Rosas”, un área recreativa situada a pocos metros, sobre la costa del Canal Beagle y en pleno centro de la ciudad.

“Lo pensamos para la comunidad de Ushuaia aunque sabemos que genera mucha visibilidad a nivel turístico. La idea es que cualquier persona pueda tomar su equipo y esquiar en el centro, sin necesidad de irse a la montaña o a los valles”, explicó a Télam Pablo Valcheff, referente del Club Andino Ushuaia (CAU).

Según Valcheff, el CAU impulsa la misma iniciativa desde hace varios años, aunque no siempre el clima y las instituciones involucradas lo permiten.

La nieve se compacta con un cuatriciclo y usamos motos de nieve y una herramienta especial para marcar las pistas”, explicó el dirigente del Club Andino. El resultado es una postal de lo más llamativa: gente de todas las edades esquiando como si fueran running, con avenidas, automóviles y peatones a su alrededor.

Es cierto que dependemos del clima. Si sube un poco la temperatura la nieve se va transformando en hielo y tenemos que esperar la próxima nevada”, explicó Valcheff.

A su vez, el presidente del Instituto Municipal de Deportes, Camilo Gómez, destacó que el esquí de fondo es un deporte “bien fueguino” y que la experiencia de poder practicarlo en plena ciudad ayuda a “fomentar y potenciar su práctica, sobre todo en los más chicos”, señaló.