La voluntad de un hombre pudo más. Sant Balbir Singh Seechewal, es un activista ambiental de la región de Punjab (entre el límiete de India y Pakistan) que un día decidió dar un paso adelante y hacer algo concreto para limpiar un río contaminado de su tierra.

Con esa idea, “Eco baba” como ahora se lo conoce a Sant, comenzó a darle forma a su proyecto: limpiar los 160 kilómetros de cauce del Rio Kali Bein. Este rio estaba completamente contaminado debido a la polución de las casas e industrias de la zona, y se encontraba muy cerca de perder la capacidad de albergar vida, e incluso de secarse. Tal era el grado de contaminación.

Sin la intervención de Sant Balbir el rio podría haber terminado como el lago boliviano Popoó, que fue uno de los espejos de agua más grandes de América del Sur y en pocos años desapreció, secándose.

Eco Baba reunió a 200 voluntarios, y juntos trabajaron con sus propias manos para quitar del río todos los residuos. Los 200 voluntarios aportaron tanto trabajo físico como ideas y también recurrieron a la comunidad para recaudar los fondos necesarios para su ardua tarea.

No tuvieron ningún tipo de ayuda del gobierno ni de instituciones y su tarea parecía destinada a fracasar. Pero lo lograron: el río actualmente goza de una nueva vida. Una idea y 200 hombres lo hicieron posible. Sant Balbir y sus voluntarios pueden decir que cambiaron al mundo.