La medida genera polémica, el gobierno santafesino está pensando en autorizar la circulación de “bitrenes”, camiones de hasta 30 metros de largo, con el fin de que puedan llevar más carga en un solo viaje. La medida es resistida por el propio gremio de transportistas por afirmar que el vehículo excede las dimensiones permitidas y que representa un peligro para los choferes y los demás conductores de rutas que deberán compartir el mismo espacio con estas moles.

“Se evaluó radio de giro, manejo, frenado, tomado de rotondas, entre otras cosas que fueron fiscalizadas por la Universidad Tecnológica Nacional y por el Inti. El informe va a estar en unos 10 días, y es parte del camino que hemos elaborado para aprobar su uso”, comentó el Secretario de Transporte santafesino, Pablo Jukic.

En Santa Fe de esta manera se evaluará la implementación del uso de esos rodados en el territorio provincial. Las pruebas se llevaron a cabo en el autódromo de Rosario, donde funcionarios y técnicos provinciales junto con personal de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), la Universidad Tecnológica de Santa Fe y Pacheco con especialistas del INTI supervisaron las maniobras de dos bitrenes.

El “bitren” es una formación de dos semirremolques unidos por un enganche llamado quinta rueda. El bitren según las dimensiones de los semis puede medir de 20 a 30 metros de largo. Algunos ya circulan por corredores que son debidamente autorizados. Para graficar y llevarlo al idioma básico, se trata de dos camiones unidos. La experiencia de Santa Fe también se quiere replicar en otras provincias.

El gobierno santafesino pretende tener el aval de Nación para que los bitrenes pueden circular por la autopista Santa Fe- Rosario / Rosario- Buenos Aires.

“Estamos planeando que circule por algunos corredores. Por ejemplo, desde alguna fábrica con algún origen y un destino puntual. Por supuesto que no ingresarán al centro de Santa Fe, o de las grandes ciudades, pero desde depósitos ubicados en la periferia hemos recibido ya algunos pedidos de empresas que tienen en sus planes el uso de los mismos y se están analizando la ubicación y los recorridos”, explicó Jukic.

En las pruebas que se hicieron en Rosario se hicieron presente representantes de la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y San Luis, la idea es que el gobierno nacional autorice la circulación de estos supercamiones en otras rutas de todo el país.

Hay también un pedido muy fuerte para la ruta 14 que involucra a Entre Ríos desde Concordia a Buenos Aires, y desde la provincia se pretende sumar un pedido para cubrir desde Capitán Bermúdez a Buenos Aires”, sostuvo el funcionario santafesino.

Los Bitrenes generan polémica, algunos sostienen que sería una solución para llevar mayor cantidad de grano, hacienda o demás cargas que hoy son transportadas por las pocas formaciones ferroviarias que aún quedan en pie en el país. La autorización de circulación de los bitrenes supondría el tiro de gracia final del serivcio ferroviario nacional.

En la vereda gremial, el Presidente de la Federación Argentina de Transportistas de Carga, Vicente Bouvier, se manifestó en contra de la circulación de estos supercamiones.

“Nosotros en su momento plantemos nuestra rotunda oposición. No se puede ser tan contradictorio. Nos viven atribuyendo indebidamente la rotura de las rutas a los transportistas. ¿Ahora vamos a permitir que circulen vehículos con más kilos de lo que se nos permite a nosotros?”

“Según las normas internacionales a las que hemos adherido, un equipo no puede tener más de 18,60 metros, y de acuerdo a la cantidad de ruedas que tiene no puede cargar más de 45 toneladas. Lo único que vamos a lograr es transportarle más cereales a las multinacionales por el mismo importe del flete“, concluyó con un mensaje que huele a rotunda verdad.