Para conocer la presencia y movimiento de animales silvestres en el Área Protegida Nacional y alrededores, e identificar las principales zonas por donde se desplazan, realizan un Proyecto de monitoreo de fauna con cámaras trampa en el Parque Nacional Iguazú.

En los últimos meses, gracias a las cámaras que se encuentran distribuidas por diversas zonas del Parque, se obtuvieron registros de una gran cantidad de especies de valor para el Área Protegida. Se destacan mamíferos como tapires, corzuelas, pecaríes labiados, ocelotes, pumas y yaguaretés, entre otros, además de diversas especies de aves.

La presencia de grandes felinos en sectores restringidos al público representan un indicador de la buena salud del ambiente y del buen trabajo que se realiza en la conservación del área. Se espera que la información obtenida de este trabajo, llevado a cabo por el Guardaparque Ricardo Melzew y la Lic. Natalia Casado del Departamento de Conservación, sea de relevancia para la preservación de la selva y su biodiversidad.

En la fotografía se ve un tapir, anta o mboreví. El tapirus terrestris fue declarado monumento natural de la provincia de Misiones mediante la ley n.° 2589 sancionada el 11 de noviembre de 1988. Se trata del mamífero silvestre más grande y robusto de la región.