Estudiantes de diferentes carreras de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas de la Universidad Nacional de Catamarca [UNCa.] diseñaron un novedoso proyecto que tiene por finalidad la recolección de agua reutilizable para la purificación y redistribución. La iniciativa, que despertó interés y comentarios elogiosos por su alto impacto social, fue una de las ganadoras en el recientemente realizado Rally Latinoamericano de Innovación.

Se trata de reciclar aguas grises que se desperdician por distintas circunstancias de la vida cotidiana en el hogar. Las aguas grises son las que, más allá de la utilidad que hayan tenido, con el proceso indicado pueden ser reutilizadas, incluso para el consumo”, explican Agustín Mercado, Josué Medina, Cecilia Nieto y Mercedes Pereyra, estudiantes de Ingeniería Electrónica, Ciencias Económicas e Ingeniería de Minas, respectivamente, integrantes del equipo al que llamaron “Innovcat”.

Cuentan que “la idea nació del debate y el intercambio de ideas entre los cuatro integrantes; hubo una votación, tomamos en cuenta cuál era la idea más innovadora, entre varios desafíos. Elegimos ésta por el gran impacto social que tiene, al tratarse de un elemento vital para la vida humana, animal y vegetal”. Asimismo, definieron al proyecto como “innovador, comprometido con el bienestar social y el medio ambiente”.

Especificaron que “en 28 horas teníamos que desarrollar todo, en las primeras 6 horas ya teníamos la idea de cómo resolver el problema, y las siguientes 22 horas fueron usadas para el desarrollo del proyecto y plasmar la solución en el video que dura 3 minutos, y fue subido a You Tube con el nombre innovacat rally 2015”. Recuerdan que en su primera incursión el año pasado “participamos y también ganamos con el desafío “Sistema de Iluminación Inteligente para Optimizar el Consumo y Ahorro de Energía”.

Dicen que los impulsó a participar nuevamente este año “la posibilidad de mejorar la forma de resolver un problema, optimizar y adquirir más gimnasia y práctica en la resolución de problemas, ganar experiencia y adquirir más habilidades ya que el concurso es muy importante a nivel internacional”.

En esa tesitura, rescatan que “entre el año pasado y ahora, hemos mejorado mucho en habilidad, tiempo y en el manejo de herramientas tecnológicas que usamos”.

Los jóvenes agradecieron a la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas  “por generar este tipo de eventos que propicia e incentiva la participación de los alumnos, que es de mucha importancia por la experiencia que se adquiere, fomenta el trabajo en grupo, es multidisciplinario y promueve y estimula la capacidad de innovación en futuros ingenieros”.

El agua potable es esencial para la vida. Es el líquido más importante de la naturaleza sin el cual no podríamos vivir. El agua potable nos ayuda a estar sanos, a hacer la digestión, mantiene la musculatura en buen estado, actúa refrigerando o calentando el cuerpo  y ayuda a transportar el oxígeno entre las células de nuestro cuerpo. Por eso hay que tomar conciencia y cuidarla, sin desperdiciar ni derrochar.

El planeta tierra tiene un 70 % de agua, pero esa agua es salada y no es buena para que la tome el hombre o los animales o para la agricultura, ni tampoco para la industria. El agua buena es el agua dulce, pero el agua dulce es bastante escasa, apenas el 3 % del agua de la tierra es potable, y la mayoría aparece en forma de hielo en los polos terrestres.

Con estos datos, es fácil darse cuenta de la incidencia que tiene el agua potable en la vida y en el organismo de los seres vivos de este planeta, una buena razón para que los organismos oficiales y sectores privados comiencen a prestar atención a iniciativas como la de estos jóvenes catamarqueños.

Los estudiantes que hicieron el Proyecto: