Un grupo de ingenieros y estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) desarrolló una remera deportiva capaz de medir la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, la aceleración, la velocidad y la distancia recorrida.

El emprendimiento fue presentado en la última edición del Congreso Nacional de Ingeniería en Sistemas de la Información (CONAIISI). “El proyecto está pensado principalmente en torno a la salud y el deporte. El eje principal consiste en tener un dispositivo preciso y no invasivo que pueda medir la frecuencia cardíaca, que en nuestro caso es el fotopletismógrafo que utilizamos”. A su vez le agregamos una funcionalidad de nutrición y cálculo de calorías quemadas”, explicó Agustín Olivar, uno de los líderes de la investigación.

La remera está equipada con sensores configurados para ofrecer tres datos principales al usuario: la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y la aceleración, que mediante un cálculo posterior también se utiliza para medir la velocidad y la distancia recorrida.

El equipo de trabajo estuvo compuesto por Chiara Cianni, Ariel Rennola, Hernán Cardoso, Florencia Gómez y Agustín Olivar, quienes para llevar a cabo el emprendimiento apelaron a un microcontrolador de la gama “Lilypad”, que a diferencia de las placas más clásicas, es lavable, más liviana y especialmente diseñada para ser integrada en una tela. Al mismo tiempo, la remera cuenta con tres “outputs” con leds, que cumplen la función de alarma en caso de que el ritmo cardíaco del usuario se encuentre demasiado elevado.

La remera también cuenta con un dispositivo con funcionalidad de nutrición y cálculo de calorías quemadas, datos que se podrán constatar en una aplicación en los teléfonos móviles. “La idea parte de utilizar la menor cantidad de cables posibles. Obviamente que se precisa cableado, ya que por ejemplo tenemos una placa bluetooth conectada en la remera, y una batería pequeña, pero que precisa un cable. Sin embargo todas las luces, el sensor de temperatura y otros componentes se encuentran conectados a partir de un hilo de aleación de acero”, agregó Olivar, recientemente graduado como Ingeniero en Sistemas.