En el marco de los programas de Repoblamiento de los Ríos y Lagos Provinciales y de Educación Ambiental del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, alumnos de cuarto grado de la primaria N° 339 de Viedma liberaron 30.000 ejemplares de alevinos de trucha en el río Negro, provenientes de la trampa de captura de salmónidos Arroyo Ñireco.

El programa de resiembra de ambientes naturales tiene como objetivo proteger nuestras poblaciones de peces y devolverle al río un poco de lo que le sacamos con la pesca deportiva y otras actividades.

El personal técnico encargado de transportarlos hasta la capital rionegrina, explicó a los alumnos el proceso de reproducción, la importancia del repoblamiento y la necesidad del cuidado del recurso peces.

El proyecto de educación ambiental pretende crear conciencia de pertenencia del recurso y está dirigido a alumnos de escuelas primarias. “Les hacemos sembrar truchas porque después sienten que son de ellos, hasta les ponen nombre a veces, y esa trucha vivirá en un río que también hay que cuidar. Entonces el trabajo es efectivo”, señaló el el subsecretario de Pesca de la provincia, Jorge Bridi.

Río Negro trabaja en estos proyectos desde hace más de 30 años, aunque se intensificó en los últimos tiempos, agregando que en cada temporada se siembran en distintos lugares unos 2.000.000 de truchas Arco Iris, 4.000.000 de percas y otros 3.000.000 de pejerreyes.