Los proyectos se debaten en la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano. Las organizaciones reclaman una ley que proteja los humedales de nuestro país y que incluya la figura de delito penal para quienes los destruyen, junto con evaluación de impacto ambiental con criterios especiales.

“La quema del delta del Paraná ha dejado en evidencia la fragilidad de estos ecosistemas que aún hoy no están amparados por la ley en nuestro país. Los humedales son fundamentales en la lucha climática, no sólo previenen inundaciones, ayudan a mitigar el efecto de las sequías sino que también cumplen un rol esencial como reguladores del clima y albergan cientos de especies de animales y plantas”, indica Leonel Mingo, vocero de Greenpeace.

Bajo la consigna #LeydeHumedalesYA, el movimiento socioambiental señala que “sabemos de la importancia de esta Ley en vías de avanzar de una vez por todas hacia el Ordenamiento Ambiental del Territorio que Argentina necesita”.

También indicaron que la normativa debe asegurar la realización de un inventario de humedales, la interrupción de actividades económicas sobre humedales hasta que no se haya finalizado dicho inventario; y la dotación al poder ejecutivo nacional y provincial de los recursos para gestionar su preservación.