Los vecinos de Tigre se vieron sorprendidos este último fin de semana por la coloración rojiza del agua del río. Estudios preliminares de la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires (ADA) concluyeron que “se debe a un vuelco clandestino” de algún efluente industrial o naval. Se investiga si es tóxico.

Para Fabián Mazzanti, miembro del directorio de ADA, el cambio drástico de la coloración debería tener como causa la liberación de una cantidad importante de líquido, por lo que debería tratarse de un efluente industrial. El municipio de Tigre exigió al “Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable que evalúe el color anormal de las aguas de los ríos del Delta en la primera sección”.

Se recomienda no exponerse al contacto del agua y aguardar a que las autoridades exhiban las medidas de acción, una vez que se realicen los análisis fisicoquímicos del suceso”, informaron desde el ADA. La coloración rojiza comenzó a aparecer a partir de las 10 de la mañana del sábado 26 de mayo y afectó a cuatro cauces, los ríos Reconquista, Reconquista Chico y el Tigre, además de la pista nacional de remo.

“En caso de corroborarse una infracción se actuará conforme a lo dispuesto por la ley 12.257 y las resoluciones complementarias, que determinan los parámetros de vuelco y las sanciones que recaen sobre quienes transgreden la normativa, que pueden llegar a la clausura preventiva del establecimiento en cuestión”, explicaron desde el organismo encargado de llevar a cabo los estudios.

En las redes sociales los vecinos de Tigre tejieron sus propias hipótesis del hecho, “No me vengan con las excusas, ya sabemos de donde viene esto y cómo cubren a quienes les dan billetitos extra al municipio“, se expresaba un usuario en Twitter.

El ADA determinó que los estudios sobre las causas de la coloración del río tardarán aproximadamente 48 horas.