La dirección provincial de Bosques Nativos informó los resultados de los primeros estudios realizados en las Lagunas Grande, Pabellón y Diamante, en las que se registró una alta mortandad de flamencos en el mes de diciembre.

Al respecto, durante diciembre, luego de que se observara una importante cantidad de ejemplares muertos y otros en estado moribundo, los técnicos y guardaparques realizaron recorridas por la zona y toma de muestras de animales muertos y de órganos de ejemplares muertos, y muestras de agua de las lagunas.

En primer lugar, del estudio limnológico de los microorganismos vivientes en las aguas de las lagunas se ha descartado la mortandad por causas de toxicidad con bacterias o cianofíceas, mientras que sí se pudo comprobar la escasa presencia de diatomeas, que son algas microscópicas integrantes del plancton de las lagunas, que son el principal alimento de las parinas chicas (flamencos), que las puede obtener por filtraciones de agua que estos flamencos hacen con su pico con láminas filtradoras.

A esto se suma que se realizaron muestreos de varios individuos, todos con bajo peso, lo que hace presuponer, como primera hipótesis de la mortandad, la baja oferta de alimento de estas lagunas, que normalmente en esta época del año sustentan miles de flamencos, pero que por las condiciones actuales y el cambio en el clima (el año pasado hubo una sequía extrema en la Puna, lo que hizo que se retrajeran las lagunas), las algas no han podido reproducirse y de esta manera dejar de brindar sustento alimenticio a la población de flamencos, muriendo muchos por desnutrición.

Afortunadamente, desde fines de diciembre esta situación se ha ido revirtiendo, puesto que ocurrieron precipitaciones que mejoraron el volumen de agua y permitieron que se restablezca el plancton de algas diatomeas de estas lagunas, lo que ha permitido ya cortar con la mortandad de flamencos y la recuperación paulatina de la población que se establece allí todos los veranos. A pesar de que ahora las muertes han cesado no deja de sorprener hasta dónde el clima está cambiando y condicionando la vida de los seres que naturalmente nunca han tenido problemas en su medio ambiente.