Gendarmería Nacional, en coordinación con la Fiscalía Federal N°2, efectuó el retiro de las 30 baterías con material contaminante que se hallaban sin la autorización correspondiente en el Departamento de Cachi.

“La investigación se inició el 26 de julio del año pasado en una causa por averiguación de ilícito que alertó esta situación”, precisó a Télam Luciana Castro, primer alférez de la Gendarmería.

Los efectivos de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Salta” investigaron lo requerido por la fiscalía, a cargo de Eduardo José Villalba, para determinar qué empresas habrían instalado antenas y utilizaron baterías sin la autorización correspondiente para su funcionamiento.

Los trabajos se hicieron en el Cerro Malcante, ubicado a 5.226 metros sobre el nivel del mar, donde los gendarmes con la colaboración del personal del Parque Nacional hallaron 30 baterías en desuso de diferentes tamaños y voltajes que se encontraban contaminando la cima del cerro.

Debido a las características desfavorables del terreno, el personal de Gendarmería debió ascender a lomo de mula y caballo hasta lo más alto del cerro.

Según se precisó en un comunicado, los elementos emanaban sustancias catalogadas -por la Ley N° 24.051- como residuos peligrosos y su disposición en parques nacionales está prohibida.

El Juzgado Federal N° 2 de Salta, dispuso la extracción y el traslado del material a una empresa especializada en el proceso de destrucción de este tipo de elementos.