Un vecino de Rosario extrajo un añoso árbol del centro de la ciudad y la Municipalidad lo sancionó exigiéndole la donación de 800 ejemplares como resarcimiento ambiental, además de una multa por transgredir el Código de Faltas.

El titular de Parques y Paseos, Nicolás Cordero, señaló a medios locales que “se trataría del primer caso registrado en el que un particular debe afrontar consecuencias por daño ambiental“.

El funcionario explicó que “la donación de unos 800 árboles está determinada por la fórmula de compensación utilizada en estos casos para valorar el daño causado”.

El árbol centenario fue retirado el pasado 9 de noviembre en la tradicional esquina del bulevar Oroño y Jujuy, en el macrocentro rosarino, en momentos en que los agentes municipales realizaban el primer día de un paro de 48 horas, sin asistencia en los lugares de trabajo.

Esa circunstancia fue aprovechada por el hombre, ayudado por un grupo de amigos, quien presuntamente ignoraba lo establecido en las ordenanzas. Las mismas fuentes señalaron que el infractor ya tenía un acta confeccionada por el cuerpo de Inspectores, fechada en marzo pasado, por podar sin permiso el mismo ejemplar.