Por Leandro Vesco – Foto: Mónica Avolio

Pinta tu aldea y estarás pintando al mundo, podría aplicarse como máxima en el trabajo de los niños de Monte Chingolo. Caminando y transitando por su barrio, fijando la mirada en una esquina, en el secreto que encierra tal vereda y dejando constancia de un arrabal donde ellos buscan la felicidad y le dan sentido de pertenencia a sus vidas al sur del mundo.

Los niños de Monte Chingolo se animaron y ganaron. El miércoles 16 presentarán un libro con fotografías de su autoría que muestran la visión que tienen del mundo que los rodea, utilizando cámaras de fotografías estonopeicas, que hicieron ellos mismos con material reciclado. El libro se llama “Mi Mundo. Un libro de fotografía” y recorre el universo de estos niños que caminan por Monte Chingolo registrando la realidad desde un punto de vista diferente, sin contaminación ideológica.

“Mi mundo” es el resultado de un largo y arduo trabajo realizado por los chicos y chicas  de Monte Chingolo. Este libro ha sido pensado, elaborado y creado por chicos de entre 7 y 12 años que asisten a los talleres de Fotografía Estenopeica que la Fundación Arché lleva a cabo en esta comunidad. Mónica Avolio es la fotógrafa encargada del taller: “A través de estos talleres se busca generar espacios de expresión en los que partiendo de semejanzas entre individuos pertenecientes a un particular entorno socio cultural, se posibilite el rescate, la valorización y el reencuentro con lo diverso, es decir, con el otro”, reflexiona ella.

Este Taller es un refugio vivencial y una puerta hacia la realización de ideas, potenciando la imaginación y la luz propia que poseen los niños de Monte Chingolo. “En el taller abordamos todo el desarrollo que implica hacer una foto: desde construir la cámara con elementos de reciclaje hasta el revelado y el copiado, pasando obviamente por el manejo de laboratorio. Las distintas temáticas emprendidas fueron propuestas por los mismos chicos, este libro es el resultado de esta búsqueda”, afirma Avolio, consagrada a esta tarea de ser un poco la demiurga que intenta guiar esa potencia creativa inigualable de los niños.

La presentación del libro se realizará el martes 16 de diciembre en la Biblioteca Popular de Monte Chingolo, sita en calle Eva Perón (ex Caaguazú) 4152 a las 17.30. “El objetivo primordial que nos proponemos es que estos chicos puedan pensarse protagonistas de su realidad”, culmina Mónica Avolio, feliz al ver que sus jóvenes alumnos han culminado este trabajo artístico con compromiso y convicción. Por ella y por ellos, el sur del conurbano tendrá una mirada propia. Los niños prometen firmar ejemplares. El futuro se proclama alentador cuando el arte protege y alienta sus sueños.