Las promesas electorales se diluyen el segundo después del acto electoral, cuando el triunfo es un hecho, todo lo que se prometió, se olvida. Esto debe sentir Félix Díaz, quien en la recta final de la última campaña electoral tuvo la promesa del actual mandatario para que su comunidad sea reconocida y obtenga derechos por los que vienen luchando desde hace años.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recibió al líder de la comunidad Qom Félix Díaz, quien reclama el reconocimiento de su organización y recursos por decreto, algo que no fue aceptado por el Gobierno, por lo que la prowwwa con acampe dentro de la ex-Esma se mantendrá por tiempo indefinido.

El dirigente aborigen, que desde este lunes se encuentra dentro del hall central del Espacio de la Memoria, pide la institucionalización de su sector, “armar una comisión de diálogo y que el Estado se haga cargo del tema salud, tierras y líderes presos“, entre otras cuestiones.

Del otro lado, el Gobierno sostiene que resolver ese reclamo puntual abriría la puerta a pedidos similares de otras agrupaciones, al tiempo que asegura que ya existen estructuras para atender esas necesidades de los pueblos originarios dentro del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

“No hay acuerdo. Sostienen que la institucionalización debe ser por decreto y con presupuesto. Eso nos crea problemas porque se superponen estructuras, porque ya existe el INAI”, señaló el funcionario nacional.

Según explicó el funcionario, se le ofreció a Díaz “un papel escrito donde la Secretaría reconoce institucionalmente” al sector, pero sin dinero, y se lo invitó “a sumarse al Consejo Coordinador del INAI”, donde también participan otros grupos con el objetivo de elevar reclamos al Gobierno.

Ellos no lo aceptan, dicen que no quieren ser estructura del Estado“, señaló Avruj. En un comunicado, la Secretaría de Derechos Humanos indicó que el reclamo de Díaz “implicaría una evidente superposición de funciones con el INAI, además de ir en contra del marco legal vigente que ya ha determinado al Consejo de Coordinación (CC) y al Consejo de Participación Indígena (CPI) como los órganos legítimos y naturales con competencia en el trabajo de los pueblos originarios y el Estado Nacional“.

Al respecto, Avruj aseguró que Díaz “no es el cacique” de la comunidad “La Primavera” de los Qom y agregó: “En la estructura del CPI a él no lo eligen, eligen a (Cristina) Zanabria. ¿Por qué no es elegido él? No lo se. Lo reconocemos mediáticamente, pero para la estructura de trabajo con Nación, no es elegido. Yo no puedo habilitar nuevas estructuras a lo que ya está legitimado“.

Por su parte, Díaz resaltó que reclaman “el DNU porque los pueblos indígenas están en una situación crítica”. Félix Díaz viene luchando por los derechos de su comunidad desde hace años, pero se hizo conocido para todo el país cuando comenzó un acampe en la Avenida 9 de Julio. Su presencia allí fue un símbolo de la lucha de los pueblos originarios para poder conseguir reconocimiento estatal y mejoras en la calidad de vida de los Qom. Félix Díaz es ‘qarashé’ de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh desde 2011, año en que fue elegido en una elección de la que participaron la Junta Electoral Federal de la Nación, el Ministerio del Interior, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y el Ministerio de Justicia, Seguridad y Trabajo de la provincia de Formosa.

“Avruj dijo que va a hablar con el jefe de Gabinete, y con el presidente y va a plantear el pedido”, explicó el dirigente Qom, luego de la reunión con el secretario de Derechos Humanos.

Tras entrevistarse con Macri antes de asumir y de acompañarlo el 1 de marzo en la Asamblea Legislativa, Díaz reflexionó: “Estamos esperando, porque él mismo  se comprometió y nos pidió nuestra propuesta, que es ésta: armar una comisión de diálogo y que el Estado se haga cargo del tema salud, tierras y líderes presos“. La foto con el presidente Macri se viralizó en todos los medios, días antes de terminar la campaña electoral. En aquellos días todos eran promesas.

En tanto, al referirse a lo dicho por Avruj sobre que no fue elegido por sus pares para representar a la comunidad ante el organismo estatal habilitado para dialogar con la Nación, el dirigente Qom consideró que “ese es un argumento que da porque está dialogando con los punteros del gobierno anterior“, resaltó Díaz y anticipó que mantendrán el acampe hasta tener novedades del Gobierno. 

Al parecer, nada ha cambiado para los pueblos originarios. 

Foto: Marcelo Arias