Fuente: Ecos de Córdoba 

“El primer acampe se hizo 19 de septiembre de 2013, cuando se estaba construyendo la planta de Monsanto en Malvinas Argentinas y, una vez concluido, quedamos bloqueando el ingreso a esa obra con un acampe de gente que iba rotando y que llegó a bloquear también cinco entradas alternativas”, explica  Medardo Ávila, coordinador de Médicos de Pueblos Fumigados, una de las organizaciones que apoyan el festival organizado por la asamblea “Malvinas lucha por la vida”.

Planeada para ser instalada en un predio ubicado a 600 metros de la localidad de Malvinas Argentinas, sobre ruta 19, la planta de acondicionamiento de maíz vio paralizada su construcción por la acción de un movimiento popular que puso en evidencia la inexistencia de un estudio de impacto ambiental acorde a la legislación vigente.

Los vecinos de Malvinas Argentinas lograron algo que muchos consideran titánico: frenar un emprendimiento de la multinacional Monsanto. Esta empresa es la mayor productora de semillas genéticamente modificadas (o transgénicas) del mundo y una de las principales fabricantes de agroquímicos. Muchos grupos medioambientalistas la consideran el enemigo público número uno, aunque sus productos gozan de popularidad entre un gran número de agricultores. En 2012, Monsanto anunció la construcción de la mayor planta de semillas de maíz transgénico de América Latina, que iba a funcionar en Malvinas Argentinas. Sin embargo, la resistencia de la comunidad, liderada por la Asamblea de Vecinos Malvinas Lucha por la Vida, ha logrado frenar este proyecto.

Un año y medio después, según explicó Ávila, “reconocieron que el estudio ambiental estaba mal hecho así que fue rechazado y se le revocó la autorización para construir la planta”. Hoy, el acampe que resistió “tres procesos de represión, dos con Infantería y uno con una patota de Monsanto”, prosigue a la vera de la ruta “simbólicamente” porque la multinacional “dice que va a volver y reclama apoyo del gobierno provincial”.

De hecho, el gobernador y ex precandidato a presidente José Manuel De la Sota aseguró esta semana en la 81° Exposición Rural de Río Cuarto que “Córdoba esta destinada a ser la primera productora de maíz de la República Argentina” y lamentó “algunas presiones totalmente injustificadas, desde el punto de vista de la concepción ambiental, que pretenden hacernos creer que todo perjudica el ambiente”.

Según los Ambientalistas la semana pasada Monsanto empezó a reactivar el proyecto, a pedirle apoyo al gobierno provincial para contrarrestar la resistencia de los ambientalistas y el gobierno de De la Sota salió a pedirle disculpas a la empresa. Por lo tanto la lucha no ha terminado y se espera que luego del proceso electoral de Octubre la realidad sea volver a salir a las calles para defender el medio ambiente.

Por otro lado, la líder de las Madres de Ituzaingó -la organización querellante del único juicio a nivel nacional que condenó a un productor agropecuario y a un fumigador por contaminar a una población- y ganadora del premio ambiental internacional Goldman, denunció que ayer fue amenazada y golpeada para que desista de la realización del festival.

“Ya antes la habían amenazado de muerte, y una vez la atacaron cuando salía de trabajar y le robaron, siempre con un mensaje de ‘Acabala con Monsanto’ que es para todos los que militamos en esto porque ella es un poco un símbolo de esta lucha, una mujer de barrio que tiene la familia devastada y no se quedó en su dolor sino que salió a denunciar esta realidad”, aseguró Ávila.

Según explicó el médico, Gatica sufrió la muerte de una hija recién nacida por problemas renales, tiene una sobrina fallecida por cáncer de hueso, un hermano por cáncer a la sangre y una cuñada con cáncer de mandíbula, “todos de barrio Ituzaingó de la ciudad de Córdoba y todos afectados por los agrotóxicos porque vivían a media cuadra de un campo de soja”.

El festival comenzará a partir a las 10 Hs. en la Plaza San Martín el próximo sábado 19 de Septiembre. Desde la Asamblea invitan a “a reforzar la lucha y a ser parte del segundo Festival Latinoamericano más importante en la historia de la ciudad de Malvinas Argentinas, porque Monsanto quiere invadir nuestra tierra y la comida”

Participarán de éste segundo festival artistas locales y nacionales, miembros de organizaciones sociales, campesinas, organizaciones partidarias y sindicales, colectivo de artistas, estudiantes, vecinos y vecinas que luchan incansablemente para que no le patenten la vida. ¿Cómo? A través de ferias, intercambio de semillas, proyecciones, charlas, juegos para grandes y chicos,  buffet popular, buffet consciente,  transmisión en vivo y muchas actividades más.

El compromiso con la lucha por los derechos humanos y la salud comunitaria está vigente desde siempre como iniciativa para visibilizar a las víctimas de este sistema de mercantilización incorporado por el modelo productivo vigente. El encuentro en todos los casos debería ser masivo y todas aquellas personas que deseen participar no tienen más que acercarse hasta la Plaza y dar el presente, varias generaciones de argentinos agradeceran este apoyo contra el gigante de los agroquímicos.

Más información: 

http://ecoscordoba.com.ar/2-festival-lationoamericano-primavera-sin-monsanto/

Flyer del Encuentro: