Fuente: UNLP

A partir de diciembre de este año se podrán adquirir los Spectral Glasses, unos filtros ópticos para anteojos que mejoran el confort visual en actividades que requieren mucha iluminación artificial como el uso de monitores, televisores, tablets, celulares, luces led o fluorescentes, entre otros. Acondicionan el espectro de iluminación de las nuevas tecnologías electrónicas a fin de disminuir la fatiga visual, las cefaleas y las migrañas estimuladas o agravadas por la luz artificial moderna.

Este proyecto que contempla el diseño, la fabricación y comercialización de los filtros Spectral Glasses fue desarrollado por el ingeniero investigador e la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) Ezequiel Pawelko, quien explicó que “los filtros Spectral Glasses acondicionan el espectro de colores de la luz artificial moderna disminuyendo la intensidad y parpadeo de la misma, a fin de hacer que el ojo reciba un tipo de iluminación similar a la natural proveniente del sol. De esta manera, resulta no sólo más confortable la realización de actividades en el interior bajo iluminación artificial y la utilización de medios visuales, sino también atenúa y disminuye los trastornos físicos (cefaleas, migrañas, stress visual y demás molestias) asociados a la nueva iluminación”.

La razón del impacto visual y neurológico de las fuentes de iluminación artificial, se debe a que estos sistemas fueron diseñados bajo el concepto de ahorrar energía sin tener en consideración la salud del sistema visual“, señaló el investigador.

Y agregó: “la visión humana se desarrolló evolutivamente en función de la luz proveniente del sol y la luna, la cual no tiene similitud alguna con la producida por las nuevas tecnologías de iluminación y visualización. La iluminación natural del sol tiene un espectro de luz plano, con similares intensidades de color en todo el espectro visual. En contraste, la iluminación artificial moderna suele tener un espectro con máximos y mínimos en partes del espectro visible que son especialmente sensibles y muchas veces nocivos para el ojo humano. Por otro lado, la luz natural no varía en el tiempo mientras que la luz artificial suele oscilar o parpadear incluso a frecuencias estimulantes neurológicamente”.

Los filtros Spectral Glasses estratégicamente atenúan y transmiten las zonas espectrales/temporales que más afectan el rendimiento neurovisual sin producir efecto adverso alguno, siendo completamente inocuo y compatible con cualquier tipo de tratamiento médico farmacológico.

El público podrá adquirir los filtros en las ópticas habilitadas del país, a partir del mes de diciembre de este año. Además, los filtros podrán incorporar la prescripción médica para corrección de miopía, hipermetropía, astigmatismo, etc. y a su vez pueden ser empleados en el marco de cualquier anteojo.

El mercado al que apunta SpectralGlasses supera el 75% de la población, considerando tanto a las personas con algún tipo de condición visual estresante por el uso de pantallas electrónicas en actividades laborales, educativas o recreativas, como así también considerando a aquellas que padecen cefalea estimulada o agravada por la iluminación moderna.