Por Leandro Vesco / Fotos: Jaqueline Goenaga Bravo

El patrimonio histórico como factor de atracción fue la consigna que englobó todas las charlas y actividades que se brindaron en el 2° Congreso Provincial de Turismo Religioso y Patrimonial, que se realizó en Médanos, al sur de la Provincia de Buenos Aires. Con una nutrida concurrencia, esta segunda edición intentó reflexionar acerca de cómo potenciar el patrimonio de los pueblos como factor de interés para atraer a turistas.

Noelia Sensini, Directora de Turismo del Partido de Villarino, quien estuvo a cargo del Congreso, inició el mismo con la presencia de la Intendenta del Municipio, Patricia Cobello, inmediatamente el Subsecretario de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, comenzó una charla sobre los Caminos del Papa Francisco en esta provincia. Aquellos lugares donde Jorge Bergoglio vivió antes de consagrarse como el representante de Dios en la Tierra. “El Turismo Religioso tomó un gran impulso a partir de la asunción del Papa Argentino”, reconoció el Lic. Roberto Diaz al presentar el itinerario que propone un acercamiento hacia el lado más humano del Papa. El tema fue apasionante y cautivó a los presentes.

¿Son una pareja feliz, el turismo y el patrimonio?, se preguntó en su charla el Profesor Santiago Cano, miembro de la Comisión Nacional de Turismo Religioso. Expuso en una concisa y clara conferencia los puntos en común que hermanan a estos dos aspectos que hoy están modificando el gusto de los turistas y que han abierto una nueva forma de entender a sitios, ciudades y monumentos que hasta hace poco eran lugares poco conocidos o neutros y que hoy renacen a través de la conservación y difusión del patrimonio.

Médanos es la cabecera del Partido de Villarino, el cuarto en extensión de la Provincia de Buenos Aires. Más allá de sus confines, ya se nos presenta la Patagonia y su misterio, pero ya su hechizo se hace presente en estas tierras en donde conviven las cuatro aguas: el río, las termas, las lagunas y el mar incomparable. El Congreso tuve tres jornadas intensas, con actividades que tuvieron que ver con el reconocimiento de los potenciales turísticos de Médanos. Se visitó la Sinagoga, que data de 1911, el cementerio Judio y la bodega más austral de Buenos Aires, donde se hacen vinos de alta gama, con gusto a casero.  

A pesar del frío y la distancia, el Congreso permitió conocer experiencias y opiniones interesantes y conmovedoras como fue el caso de la charla que brindó Leandro Vesco, Presidente de la ONG Proyecto Pulpería quien explicó detalladamente cómo su Institución pudo recuperar un pueblo en dos años, Gascón, del Partido de Adofo Alsina. El Museólogo Carlos Fernandez Balboa hechizó a la audiencia dando una ponencia en donde relató cómo se debe comunicar el patrimonio religioso. Fueron días de mucha actividad donde se pudieron debatir y analizar las nuevas tendencias que involucran al turismo religioso y patrimonial como perfecto impulsor de las economías regionales.