Los recipientes estaban tirados desde hace varios meses, lo que resultaba peligroso para la bioseguridad de los trabajadores y del medioambiente.

El OPDS, en diálogo con el Municipio, consiguió que se retiren dichos residuos y que se vacíe el CAT. Además, acordó con la Gestión de Envases de la Provincia un plan de trabajo para evitar el desborde de los CAT, ya que esto no solo es una problemática ambiental que debe resolverse, sino que además incumple con las leyes nacionales, en especial con la Ley Nacional N.° 11.720 y con la Resolución 505/19 de la provincia de Buenos Aires, que gestiona y responsabiliza a los generadores de dichos residuos.

Según informaron desde el OPDS, la fiscalización dio como resultado positivo el transporte de los envases y su disposición final por parte de Campolimpio. Queda entre los privados la integración del CAT del municipio de Laprida dentro del Sistema de Gestión de Envases Vacíos de fitosanitarios, comprometiéndose ambas partes en una pronta solución.

El OPDS indicó que promoverá acciones destinadas a generar conciencia sobre el medioambiente, como cursos y charlas con los diferentes actores del campo.