Algunos formoseños quieren evitar el recuerdo amargo de las terribles inundaciones de 1983, pero la realidad no los deja. Como el río Paraguay crece sin parar en los últimos tres días, Formosa -como antes Chaco por el Paraná, como antes Misiones por el Iguazú- también sufre: unos 5.000 formoseños fueron evacuados en las últimas horas ante la crecida que experimentó el río Paraguay, que a la altura del puerto de la capital de Formosa llegó a los 8,02 metros.

La mayor parte de los evacuados son habitantes que viven cerca del acceso al puerto Pilcomayo, en la frontera con la ciudad paraguaya de Villa Alberdi y de barrios ribereños de la ciudad de Formosa, especialmente en la zona de islas. El río Paraguay -afluente del Paraná- a la altura del Puerto Formosa llegó a los 8,02 metros, mientras que en el puerto Pilcomayo el pico llegó a los 7,01, informó la delegación formoseña de Prefectura Naval.

En la explanada de acceso al paso fronterizo Formosa-Alberdi (Paraguay) el agua alcanzó las oficinas de Aduanas-AFIP que debieron ser desalojadas. En la reserva de biósfera Laguna Oca, los evacuados sacaron a sus animales en canoas para ubicarlos en terrenos fiscales o cedidos por el Estado.

El ministro de Gobierno, Jorge Abel González, afirmó que el río Paraguay “seguirá creciendo unos días más”, pero aseguró que “ni por asomo va a llegar a la altura que tuvimos en 1983”, cuando el nivel de las aguas alcanzó en el puerto local los 10,73 metros. “El río seguirá creciendo pero nada para alarmarse, serán unos 20 ó 30 centímetros más, lo que está muy lejos de los niveles históricos máximos que tenemos en registros”, puntualizó. “Hace muchos años no teníamos una crecida importante”, concluyó.

En Chaco, 3.000 evacuados

Más de 3000 chaqueños afectados por la crecida del río Paraná aguardan el descenso de las aguas para regresar a sus hogares, mientras permanecen autoevacuados en viviendas precarias levantadas en zonas altas o en casas de familiares.

Este viernes, la altura del río llegó a los 6,89 metros en el puerto de Barranqueras, mientras continuaba la asistencia a 1.180 familias evacuadas en los municipios de Las Palmas Isla del Cerrito, Colonia Benítez, Puerto Vilelas y Basail. La Administración Provincial del Agua (APA) indicó que el descenso del Paraná “será lento, durante 2 o 3 días, debido al ingreso del caudal del río Paraguay, que sigue con su propia crecida”.