Durante un período de cuatro años, el fotógrafo francés Antoine Repessé acumuló alrededor de 70 metros cúbicos de residuos reciclables dentro de su casa. Luego los utilizó para demostrar una realidad desgarradora en su proyecto más reciente, #365 Unpacked.

La basura de Repessé alcanzó las 1.600 botellas de leche, 4.800 rollos de papel higiénico, y 800 kg de diarios que pueden verse en sus fotografías, que nos enfrentan a la cruda realidad de la que la mayoría de las personas no son conscientes.

El fotógrafo espera que este proyecto sirva para concientizar, ya que muchas veces el impacto de una imagen puede ser más potente que las palabras.

Mirá todas las fotos en Pulso Urbano.