En declaraciones a la revista holandesa Straatnieuws, Francisco habló por primera vez sobre uno de los temas más controversiales entre católicos y no católicos: las riquezas de la Iglesia.

Históricamente una de las criticas más fuertes fue la de Diego Maradona, el argentino que alguna vez criticó profundamente la fortuna que albergaba el Vaticano mientras miles de chicos padecían hambre.

Según el Sumo Pontífice, esta negativa sistemática tiene una explicación simple y lógica: “Esta es una pregunta fácil. No son los tesoros de la Iglesia, sino que son los tesoros de la humanidad. Por ejemplo, si yo mañana digo que La Piedad de Miguel Ángel sea subastada no se podría hacer porque no es propiedad de la Iglesia. Está en una iglesia, pero es de la humanidad. Esto vale para todos los tesoros de la Iglesia”.

Seguí leyendo lo que dijo el Papa haciendo click ACÁ.