Tras haber recibido denuncias que alertaban sobre talas en la localidad de Capilla del Monte, personal de policía ambiental cordobesa frenó una deforestación de árboles exóticos en cercanías de los ríos Dolores, Calabaumba y dique El Cajón.

Según detalló el director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, entre las especies taladas había “moras, acacias negras, siempre verde, olmos, rosa mosqueta y algunos frutales, entre otras”. Se estaban sacando “especies de gran porte para la cual no estaba autorizada, y en una zona que no estaba contemplada en la autorización para que se hagan extracciones en este lugar”.

Respecto a cómo se detectan las talas ilegales si no se realizan las denuncias, Reinaudo explicó que desde la Policía Ambiental hay “un mecanismo de detección, sobre todo para el control de la deforestación del bosque nativo que consta de tres subsistemas“. El primero de ellos “es la detección por imágenes satelitales provenientes de cinco satélites distintos, y así se detectan los cambios de coloración que significan intervenciones al bosque y en espacios superiores a una hectárea ya lo podemos detectar”.

Reinaudo aclaró que “eso va asociado a un sobrevuelo que realizamos con aviones de la provincia y desde ahí se avisa para un patrullaje por tierra con camionetas apostadas en distintos lugares de la provincia para llegarnos al lugar y frenar rápidamente el desmonte”.