Los humedales de la cuenca del Río Luján y del Delta constituyen los últimos y unicos recursos naturales para regular el excedente de agua, con su desaprición sobrevienen las inundaciones. La jueza Federal de San Isidro, la Dra. Sandra Arroyo Salgado frenó en forma temporaria dos emprendimientos inmobiliarios en estas zonas y reclamó normas definitivas para proteger los humedales y zonas de escurrimiento de agua.

La medida fue festejada por la Asociación por la Justicia Ambiental quienes vienen dando una ejemplar batalla contra la especulación inmobiliaria. Las inundadaciones que ha tenido que sufrir Mercedes, debido a las modificaciones que han realizado algunos privados sobre el río Luján para levantar barrios cerrados ha sido determinante, ya que han rellenado humedales o levantado terraplenes que no dejan pasar el agua para su natural absorción.

El fallo de Arroyo Salgado corresponde a una causa iniciada en el año 2014, que denunciaba la destrucción que provocaban las construcciones inmobiliarias en la cuencia del río Luján y el Delta.

Los querellantes, acompañados por el Fiscal habían solicitado una medida precautoria que hiciera posible la paralización de todas las obras que estaban rellenando y modificando el cauce del agua, según explica Fernando Rodriguez, representante legal de Justicia Ambiental.

La competencia para poder autorizar este tipo de urbanizaciones es provincial, porque tiene que ver con el uso del suelo y la parte hidráulica”, indicó Rodriguez. La medida de Arroyo Salgado afectó también a los municipios de Tigre, Escobar, Pilar, Vicente López, San Isidro, San Fernando, Luján, Exaltación de la Cruz, Campana, San Andrés de Giles, General Rodríguez, Mercedes, Suipacha, Moreno, José C. Paz y San Antonio de Areco.

El fallo judicial tiene consecuncia directa con los emprendimientos Venice Ciudad Navegable, de la empresa “Marinas Río Luján S.A“, y “Remeros Beach“. Con el fin de asegurar el medio ambiente, la Jueza ordena a los municipios que están incluidos en su fallo “que se abstengan de autorizar la construcción de nuevos emprendimientos o ampliaciones de los ya existentes que impliquen una o más tareas de endicamiento, embalses y/o polders, dragados, refulados, excavaciones, creación de lagunas, derivación de cursos de agua, modificación de costas, desagües naturales, cotas en superficies asociadas a valles de inundación y cursos de agua o ambientes isleños”.