Mientras realizaban una exploración científica por el Parque Nacional Los Alerces (Chubut), guardaparques e investigadores tuvieron una sorpresa: lograron fotografiar a un ejemplar adulto de Huemul, con una importante cornamenta de nueve puntas de por lo menos 40 centímetros de largo. La novedad asombró y alegró a los testigos ya que los huemules son muy difíciles de ver, víctimas de la caza ilegal y de las enfermedades que le transmite el ganado.

El Parque Nacional Los Alerces se halla en el noroeste de la provincia de Chubut. Fue creado en 1937, y tiene una superficie de 263.000 hectáreas, el motivo de su creación fue para proteger los bosques de alerces, uno de los árboles más longevos del planeta. El avistamiento del huemul constituye un hecho extraordinario.

Los miembros del departamento de conservación del Parque Nacional, determinaron que las características del huemul fotografiado lo convierten en una excelente noticia, ya que evidenciaría su excelente estado de salud y condición alimentaria, hechos que alientan a los guardaparques, ya que muestra que el Parque Nacional ofrece un ambiente de desarrollo para la vida de estos cérvidos.

Los huemules son animales que rara vez pueden ser vistos, la reducción de su hábitat, la caza ilegal y ciertas enfermedades que le son transmitidas por el ganado han hecho que su presencia sea diezmada. El huemul es un cérvido autóctono de la Patagonia, se registran avistamientos con una poco frecuencia y fundamentalmente viven en los bosques andinos desde Neuquén hasta Santa Cruz. Están protegidos en los Parques Nacionales Nahuel Huapí, Lago Puelo, Los Alerces, Perito Moreno y Los Glaciares.

Desde el año 1996, y gracias a la Ley N° 24.702, fueron declarados Monumento Natural Nacional, otorgándoles la máxima protección.