Miembros de la comunidad indígena de Tafí del Valle, provincia de Tucumán, denunciaron que este martes a las 10.30 se produjo un violento intento de desalojo por parte de personas que, aseguran, buscan vender las tierras.

Según detalló Mónica Méndez, Secretaria General de la Comunidad, personas armadas irrumpieron en el predio de ruta 307, kilómetro 60, e intentaron expulsar a unas 26 familias, y 5 personas resultaron heridas con armas de fuego.

“Sin aviso previo vinieron a usurpar las tierras que son de la comunidad. Vino gente de una empresa, diciendo que las tierras son de ellos y que nos iban a desalojar a mano armada. La gente de la comunidad se reunió y los obligamos a retirarse, porque ellos no tenían ningún papel de propiedad o de desalojo. Sacaron armas de fuego y realizaron disparos. Nos defendimos con piedras, con palos, pero nada de armas”, indicó Santiago Mamaní, de la Comunidad de Pueblos Diaguitas de Tafí del Valle. “Esperamos que nos tomen la denuncia. Tenemos miedo porque el incidente terminó, pero ellos (por los empleados de la constructora) están a pocos kilómetros”, agregó.

Los empleados de la constructora sin embargo sostienen una versión distinta: “Estábamos trabajando en el loteo de terrenos, cuando se acercaron 40 indígenas de Tafí del Valle con piedras y armas de fuego. Hicieron disparos, rompieron un colectivo, golpearon a los albañiles, incendiaron camionetas de la empresa, los baños químicos y lastimaron a uno de los gerentes, que tuvo que ser trasladado al Hospital de Monteros”.

“Hemos venido esta mañana a hacer una obra y salió gente de una comunidad y nos agredieron violentamente. Nos prendieron fuego un colectivo, nos golpearon mucho. Ha sido una pelea gigante, 100 contra 15. Tengo cinco hospitalizados: uno en el Padilla, otro en el Hospital de Monteros y en El Mollar. Mi hermano Rodolfo se encuentra internado en Monteros con tres costillas fracturadas”, informó Bruno Petech, gerente socio de la Compañia Cementera Lules. Sin embargo el nombre de su hermano no aparece en la lista de heridos.

Fuente: La Gaceta